La ahora ex consejera delegada de Madrid Destino, Ana Varela, y la también ex delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer
La ahora ex consejera delegada de Madrid Destino, Ana Varela, y la también ex delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer - AYUNTAMIENTO DE MADRID

Purga en Cibeles: Carmena destituye a la Consejera Delegada de Madrid Destino, Ana Varela

El relevo de Celia Mayer y ahora la de su «mano derecha» es otra muerte anunciada dentro del Área que ya asume la propia alcaldesa; quiere hacer una reestructuración «profunda» de la empresa pública

MADRIDActualizado:

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, continúa con la purga dentro del área de Cultura y Deportes. Tras el cese de la delegada, Celia Mayer, la regidora asumió sus competencias con el objetivo de hacer una «profunda» reestructuración de Madrid Destino, la empresa pública que gestiona los espacios culturales de la capital. Esta reorganización ha comenzado, según ha podido saber ABC, por el cese de su cabeza visible, la consejera delegada, Ana Varela. Su destitución será comunicada al resto del consejo de administración en la próxima junta, que aún no ha sido convocada, pero que se celebrará a lo largo de este mes.

Los consejeros de Madrid Destino aún no han recibido una comunicación oficial del cese, no obstante, ha sido la propia Ana Varela quien les ha enviado un mail para anunciar su destitución. «El viernes pasado recibí la notificación del cese como consejera delegada. No quisiera marcharme sin dejar constancia de mi agradecimiento por la oportunidad que se me ha dado de coordinar durante algo más de un año la labor de esta empresa, cuyos retos están a la altura de su importancia y de su enorme potencial como motor de la vida cultura de nuestra ciudad y de cara a sus visitantes. Confío en que este consejo de administración mantenga el empeño de hacer de esta empresa una verdadera herramienta de producción de cultura al servicio de los madrileños y madrileñas y un modelo de gestión pública, y que lo haga atendiendo a la estabilidad de las líneas de trabajo emprendidas y a la puesta en valor de los conocimientos y las capacidades de su magnífico equipo profesional», enuncia el correo eléctrónico de despedida de la ahora ex consejera delegada al que ha tenido acceso este diario.

Madrid Destino es una de las grandes empresas municipales del Consistorio: se nutre de una subvención de 53,1 millones de euros y obtuvo unos ingresos de actividad estimados en 33 millones en 2016. De su gestión dependen los principales espacios culturales de la ciudad: Matadero, Conde Duque, el Centro Cultural de la Villa, Centro-Centro y Medialab-Prado, el Teatro Español, el Circo Price y el Fernán Gómez, la Caja Mágica, el Madrid Arena o el Palacio Municipal de Congresos, entre otros.

Varela accedió al puesto en diciembre de 2015. Desde entonces, esta empresa, lejos de ser un acicate para el área de Cultura y Deportes, se ha convertido en un quebradero de cabeza para Carmena. De su gestión también depende la programación de la Navidad y de la cabalgata, así como del Carnaval, en cuyas primera edición bajo el mandato de Ahora Madrid se produjo la polémica de los titiriteros, quienes acabaron en la cárcel acusados de enaltecimiento del terrorismo.

La organización interna de Madrid Destino también ha sido una fuente constante de distensiones para el Gobierno de Ahora Madrid. El grupo socialista, socio de investidura de Manuela Carmena, había reprobado en varias ocasiones la gestión de Ana Varela al frente de Madrid Destino, una empresa a la que la edil del PSOE Mar Espinar definió como el «buque insignia de la opacidad». En abril fue despedida María Mercedes Serrano Sánchez, por las «irregularidades» en las contrataciones de la Cabalgata de Reyes y los Veranos de la Villa de las que se le responsabilizó. A ella le siguió después la directora general de Turismo, Mar de Miguel. Poco después, Madrid Destino perdió parte del control sobre el turismo, nicho que Carmena prefirió delegar en Luis Cueto en vez de en Mayer y Varela. Él es el coordinador general de la Alcaldía, encargado de la promoción de la ciudad, turismo e Ifema.

Cueto también pertenece al consejo de administración de Madrid Destino. Su nombre suena siempre en todas las quinielas, tanto para ser el nuevo consejero delegado de la empresa pública, como para tener un puesto relevante en el área de Cultura y Deportes, ya que es «vox populi» que es el «ojito derecho» de la alcaldesa. Sin embargo, ella misma se ha encargado de desmentir este extremo: serán dos concejales electos quienes pilotarán la consejería cuando ella vuelva a delegar las competencias en tres o cuatro meses.

No obstante, para Madrid Destino la alcaldesa sí que busca un perfil parecido al de Cueto: que pertenezca al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado (TAC), con un pasado menos politizado. Se tanteó el fichaje de Pablo Martín González, responsable de las becas Erasmus en España. Sin embargo, éste finalmente rechazó el cargo, que aún sigue vacante.