Unas 500 personas se manifestaron ayer en Soto del Real
Unas 500 personas se manifestaron ayer en Soto del Real - EFE
Transportes

La Sierra Norte reclama a Fomento el tren de Cercanías

Los alcaldes de la zona exigen a Cifuentes que se implique en la iniciativa, durante una protesta llevada a cabo en Soto del Real

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Alrededor de 500 personas se manifestaron ayer al mediodía en Soto del Real para pedir al Ministerio de Fomento y a la Comunidad de Madrid la extensión hasta el municipio de la línea C-4 del tren de Cercanías. «Se hace saber a la presidenta regional, Cristina Cifuentes, que queremos que el tren de Cercanías llegue a Soto», dijo el pregonero de Miraflores de la Sierra en la plaza de la Villa de Soto, llena de vecinos que luego tomaron migas con limonada. Entre los asistentes a la manifestación, informa Efe, una niña llevaba una pancarta con la leyenda «No tengo tren, es un asco... Y cada día un atasco», y detrás otros menores llevaban un cartel con el dibujo de un tren.

La convocatoria, hecha por el alcalde de Soto del Real, Juan Lobato (PSOE), para reivindicar la ampliación de la red de Cercanías fue secundada por su homónimo de Manzanares el Real, Óscar Cerezal (Progresistas), y por el teniente de alcalde de Miraflores de la Sierra, Antonio Díaz (PSOE), junto a vecinos de la comarca y miembros de asociaciones, y partidos políticos.

El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, acudió a la iniciativa y abogó por que sea ampliada la línea de Cercanías y quede también garantizado su «mantenimiento y mejora», un proyecto que es competencia, dijo, tanto del Ministerio de Fomento como de la Comunidad de Madrid, «que deben implicarse conjuntamente».

El alcalde de Soto destacó la «unanimidad de toda la comarca» para demandar a Fomento y al Gobierno regional la puesta en marcha de esta infraestructura, «absolutamente vital» para unir a 30.000 ciudadanos (90.000 en verano) con el resto de la Comunidad.

Recordó que, «después de muchos años de excusas, ahora, con datos económicos positivos, es el momento para esta puesta en marcha, comprometida desde hace mucho».