Los servicios de limpieza recogieron 32.000 kilos de basura en tres horas

La celebración del campeonato de Liga que realizaron ayer los seguidores merengues dejó en las calles un rastro de 32.000 kilos de basura que fueron recogidos por los servicios de limpieza en tres horas. El Samur realizó 240 intervenciones, 40 de ellas relacionadas con intoxicaciones etílicas o lesiones leves en los aficionados del equipo blanco.

Actualizado:

El triunfo deportivo sembró de basura el entorno el Bernabéu y la plaza de Cibeles y los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Madrid terminaron a las cinco de la madrugada de retirar los 32.000 kilos de basura que se acumularon tras la celebración anticipada del título de campeones de la Liga española.

Dentro del amplio dispositivo que el Ayuntamiento desplegó en torno a este acontecimiento deportivo, la Concejalía de Limpieza puso a disposición de los madrileños a 100 operarios, 30 vehículos y máquinas especiales, que intervinieron en las zonas más afectadas, antes, durante y después del partido.

Es en estas zonas, con especial atención a las que rodean el estadio y la fuente de la Cibeles, donde se estima que se reunieron más de 300.000 personas. Además de las labores habituales de barrido y baldeo mecánico, se intensificaron otras tareas, como la eliminación de pintadas y carteles, y el vaciado y mantenimiento de papeleras.

Asimismo se instalaron decenas de contenedores abiertos, de 800 litros de capacidad, con el fin de facilitar la colaboración de los ciudadanos en el mantenimiento de la limpieza.

El dispositivo especial comenzó sus labores a las dos de la madrugada, lo que permitió abrir parcialmente el tráfico en torno a Cibeles sobre las 2,45 horas y a las cinco las calles retomaron su aspecto habitual, una vez que los desechos fueron recogidos.

A los trabajos de limpieza se unió los que realizaron efectivos del Samur-092, que efectuaron durante la madrugada del domingo 240 intervenciones, 40 de las cuales estuvieron relacionadas con el dispositivo especial planteado para prevenir percances tras el triunfo del Real Madrid, informa Efe.

NINGUNA ASISTENCIA GRAVE

Las asistencias atendieron a 16 personas durante el partido y a 24 en la fuente de la Cibeles. Sólo cinco de estos heridos, en su mayoría por lesiones leves y por haber bebido en exceso, tuvieron que ser trasladados a un centro hospitalario.

Las 200 actuaciones restantes se debieron a reyertas, agresiones, accidentes de tráfico e intoxicaciones etílicas, agregaron las fuentes, al margen del acontecimiento deportivo.

Sin embargo, este dispositivo especial no dio trabajo a la Policía Municipal. Sí atendió 18 accidentes de tráfico, dos de ellos, atropellos a peatones, y detuvo a dos personas, informaron fuentes del mencionado Cuerpo.

Los dieciocho accidentes de tráfico se saldaron con ocho heridos de diversa gravedad y 31 vehículos implicados; además se realizaron cuatro pruebas de alcoholemia, que dieron todas positivo.