Una de las recreaciones de «MadBeach» sobre los Jardines del Descubrimiento, en Colón - ABC / Vídeo: Conoce el proyecto original de «MadBeach»: la playa de Madrid

La sentencia final de Carmena a la playa de Colón

El viernes culminó el plazo para la consulta pública. Aún no se han recopilado las supuestas solicitudes. El promotor planeaba instalar el «parque acuático» del 1 de julio al 31 de agosto. Ya no le queda tiempo

MadridActualizado:

El primer proyecto de playa urbana en Madrid definitivamente no verá la luz en 2018. «Madbeach», el «parque acuático» y de ocio para la plaza de Colón, se ha ahogado finalmente en los trámites burocráticos de la Administración. Los escollos comenzaron con las críticas de toda la oposición (PP, PSOE y Ciudadanos) al plan, las alegaciones de los vecinos y comerciantes afectados, la presión mediática y, como estocada final, la parálisis a la que le ha condenado el Ayuntamiento todo el verano con una consulta pública que finalizó el pasado viernes. El Área de Cultura y Deportes de la que es responsable la propia alcaldesa, Manuela Carmena, aún no sabe si hay más interesados en el negocio. Todavía no han recopilado la información. Sea como fuere, ya no le queda margen al promotor privado para montar el espacio.

Para refrescar el caso, Comanchería Inversiones S. L. era la empresa que presentó el plan al Consistorio para convertir en una playa artificial los Jardines del Descubrimiento. El objetivo era que esta zona de recreo, con piscinas de olas incluidas, funcionara desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto. Carmena defendió en la comisión de Cultura y Deportes del pasado 18 de junio que «Madbeach» era una actividad «muy interesante» para la ciudad y que su equipo la veía con muy buenos ojos. A partir de ahí, la mancomunidad de propietarios de Goya 5 y 7; Hermosilla 4 y 6; Serrano 24, 26, 28, 30, 32 y 34, el hotel NH Colón y el edificio Platea Madrid se armaron legalmente para presentar alegaciones a esta iniciativa, ya que consideraban que había opacidad en la tramitación y apuntaban a que se trataba de un «pelotazo» que no querían en el barrio. En cuestión de una semana elaboraron los documentos.

«Madbeach» cada vez lo tenía más complicado. La regidora fue más cauta con sus comentarios y afirmó que se podría estudiar su reubicación de cara a 2019 en Madrid Río o el Parque Sindical: «Sería interesante ver si es conveniente llevarlo fuera de Madrid».

Los vecinos del barrio Salamanca pusieron en cuestión si el suelo de Colón soportaría el peso del agua de la piscina y otros aspectos técnicos, algo que Comanchería Inversiones aseguraba cumplir.

Fin de la polémica

Al Consistorio se le iba enturbiando la playa y, pese a que conocía el proyecto desde hacía dos años que llegó a Cibeles, la portavoz municipal, Rita Maestre, zanjó la polémica declarando en rueda de prensa el 5 de julio que no habían sabido tramitar bien el plan porque era inédito para Madrid: tenían que sacarlo a consulta pública.

«Se ha detectado que debe aplicarse la Ley de Patrimonio en su artículo 96.4, que obliga a dar publicidad al procedimiento de concesión demanial durante 30 días para que otras empresas interesadas en este mismo proyecto puedan participar si lo desean», dijo entonces la integrante de Podemos.

El 5 de julio se sacó el anuncio en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. El pasado viernes 17 de agosto, a las 14 horas, culminó la publicidad. Dado que la Ley de Régimen Jurídico permite presentar instancias y solicitudes en registros distintos al del Área de Cultura y Deportes y, de ser así, la entrada en el órgano competente se retrasaría unos días, desde el Ayuntamiento no pudieron facilitar si había más interesados en el proyecto.

Volverán a intentarlo

Comanchería Inversiones ya sabe que es inviable llevar a cabo su «evento estrella», como lo definen, en 2018. Pese a todos los obstáculos mantendrán su pretensión para el próximo año. No descartan volver a intentar instalar «MadBeach» en Colón. «Ahora no va a ser posible, pero lucharemos para que sea una realidad en 2019», lamenta Pedro Alfonso, uno de los socios. El empresario informa de que la ubicación de Madrid Río ya se había valorado con el Consistorio, «pero técnicamente era complicado meter las actividades que queríamos hacer», explica. «El espacio ideal es Colón por los metros cuadrados disponibles, por la comunicación en transporte público, porque está acotado y no molesta a nadie. No hay que cortar ninguna calle ni invadir las aceras. Es un sitio ideal, muy estudiado», manifiesta.

De buscar otra ubicación, tendrían que comenzar todo el estudio de cero. «Llevamos años trabajando en este proyecto. He hipotecado hasta mi casa para sacar esto adelante y se ha montado la mundial por ataques interesados al Ayuntamiento. Nos ha pillado en medio. Sólo queremos dar un servicio público del que todo el mundo pueda disfrutar por 5 euros el acceso», apunta el promotor.

Alegaciones, pendientes

Desde la entidad destacan que, además de la consulta, la Corporación también ha de contestar a las alegaciones vecinales: «Tiene que decir si es más importante que no les guste ver a unos señores en chanclas o tener la primera playa de Madrid».«Madbeach» soñaba con erigirse en Colón sobre 5.000 m2, tener un aforo de 3.500 personas e ingresar 2.083.100 euros. Iba a instalar, además de las piscinas, un gran chiringuito central, varias pistas de vóley, «food trucks» para comer y una «zona chill out». En 2019 tendrán que sortear también los cambios de un año electoral.