Señas de identidad rural

El patrimonio arquitectónico agrario, con sus yunques, molinos y fraguas restaurados, dota a la Sierra Norte de un atractivo turístico añadido

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

TEXTO: MABEL AMADO

MADRID. Son cuarenta y dos municipios y 55 núcleos de población en el extremo septentrion de la Comunidad de Madrid. Es la Sierra Norte, un territorio de gran belleza y valor medioambiental que ha guardado celosamente durante siglos numerosos tesoros históricos-artísticos.

Aunque algunas de sus pedanías han sufrido el despoblamiento, la Comunidad está desarrollando un ambicioso programa para desarrollar la zona. Así, además del plan para construir y rehabilitar Casas Consistoriales en la Sierra Norte, la Consejería de Presidencia, a través del Patronato Madrileños de Áreas de Montaña (Pamam), ha emprendido la recuperación del patrimonio arquitectónico agrario en la zona.

Son yunques, potros de herrar, pozos, antiguos pajares y cocederos de vino, vaquerizas, fuentes y pilones que se han convertido ya en señas de identidad de numerosos pueblos serranos. Por ese motivo, y para salvaguardar su carácter rural y proteger el patrimonio, la Comunidad de Madrid ha emprendido actuaciones en municipios como Lozoyuela, Aoslos, El Atazar, La Acebeda, el Jarama, Cervera de Buitrago... Hasta el momento se han recuperado 30 potros de herrar, 9 fraguas, 27 fuentes, pozos, pilones y abrevaderos.

Elementos singulares

Con una inversión de 834.280 euros, este programa ha concedido 78 ayudas para la recuperación de numerosos elementos singulares que necesitaban urgente intervención para recuperarlos y adecuarlos al ámbito en que se encuentran.

Y es que su entorno privilegiado, junto a esta rica oferta de arquitectura popular serrana, ha hecho de la Sierra Norte el destino preferido de numerosos turistas. No en vano, sólo en esta comarca se concentra el 74 por ciento de los establecimientos turísticos de toda la Comunidad autónoma. Son casas rurales, posadas, hoteles, albergues y refugios a los que también contribuye la Consejería de Presidencia con la creación de alojamientos singulares dinamizadores de esta zona.

Y es que a nadie se le escapa el gran auge del turismo rural y activo en una Comunidad con gran variedad de atractivos en un radio inferior a los cien kilómetros desde la capital.

Recuperación de núcleos históricos

Por esta razón, la Comunidad, de nuevo a través del Pamam, invertirá más de 1 millón de euros en un plan para recuperar núcleos históricos de la Sierra Norte. Ya se ha proyectado la recuperación de zonas urbanas, plazas centrales, parques o zonas verdes en municipios como Torremocha del Jarama, Puentes Viejas, El Vellón, Manjirón, Gascones, La Acebeda, Horcajo, Venturada, Navarredonda, La Hiruela, Canencia, Piñuecar-Gandullas, Berzosa, Cervera, Madarcos, Patones, Robregordo, La Serna del Monte, Alameda del Valle, Horcajuelo y Villavieja del Lozoya, entre otros.