La señal de TDT llegará a toda la región antes del apagón analógico

Cuatro nuevos centros transmisores en Majadahonda, Santa María de la Cabeza, Redueña y soto garantizarán la cobertura

M. OLIVER | MADRID
Actualizado:

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó ayer la adjudicación a Retevisión del concurso público para la extensión de la Televisión Digital Terrestre (TDT) en la región. El objetivo es que antes de que se produzca el apagón analógico -previsto para abril de 2010- todos los municipios madrileños puedan recibir esta nueva señal televisiva. Para ello, el Gobierno autonómico destinará unos 4,3 millones de euros durante los dos próximos años.

El objetivo, según manifestó ayer el vicepresidente regional, Ignacio González, es «garantizar» a la práctica totalidad de la población madrileña (el 99%) el acceso a la señal de TDT antes de que se produzca el «encendido digital».

El plan recoge la construcción de cuatro nuevos centros transmisores de TDT en la región, que se ubicarán en los municipios de Majadahonda, Soto del Real, Redueña y Santa María de la Cabeza. Además, se adaptarán 39 centros transmisores ya en funcionamiento.

Plan Avanza

Con estas medidas, la cobertura de las televisiones públicas y privadas con la señal que se emite desde Torrespaña alcanzará el 99,9%. En el caso de la TDT local en Madrid capital la cobertura llegará al 100% de la población. Estas actuaciones se hallan en el Plan Avanza del Ministerio de Industria.

Gracias a esta iniciativa, contenida en el Plan Integral del Sector Audiovisual, se «antenizaron» 200.070 viviendas madrileñas y se produjo el acceso a la TDT a 672.210 ciudadanos. En este momento, la penetración de la TDT en los hogares españoles alcanza el 38,8%, un 14,6% más que un año antes. Además, Madrid es la comunidad autónoma que lidera la implantación de TDT ya que en uno de cada dos hogares se puede recibir la señal.

Madrid lidera el consumo de TDT con un 23,9%, es decir, un 6,5% por encima de la media nacional, y un 9% más que hace un año, frente a la evolución del consumo de la televisión analógica tradicional, que ha descendido un 12% en los últimos doce meses. Además, el público infantil es el mayor consumidor de TDT, ya que representa un 46,2% de la audiencia total de estos nuevos canales.