Isabel Díaz Ayuso, a su llegada al pleno de investidura del pasado miércoles - JAIME GARCÍA

Segundo asalto para investir a Ayuso como presidenta antes de que acabe el mes

El PP media entre Ciudadanos y Vox con el deseo de desbloquear la situación esta misma semana

MadridActualizado:

Tras el fallido el pleno de (no) investidura del pasado miércoles, el segundo asalto para que Isabel Díaz Ayuso sea investida presidenta de la Comunidad de Madrid marca su horizonte a final de mes. Es la fecha que, dentro de lo malo, se considera en los equipos negociadores como la más adecuada para que el futuro Gobierno tenga un margen mínimo de maniobra y arrancar en condiciones el próximo curso. Con las conversaciones prácticamente en el mismo punto que antes del fin de semana, PP, Ciudadanos y Vox encaran una nueva semana que podría ser clave para la gobernabilidad de la región.

Con el PP y Ciudadanos en completa sintonía –ambos han firmado un acuerdo de 115 medidas–, los últimos mensajes de sus líderes dejan la pelota en el tejado de Rocío Monasterio, que ha guardado silencio durante las últimas 48 horas. Tanto Ignacio Aguado (Cs) como Díaz Ayuso (PP) insisteron el sábado en que la falta de acuerdos acabará en segundas elecciones y en un ejecutivo de izquierdas, además de la interinidad del Gobierno regional otros dos meses más. Con Ayuso como medidadora y advirtiendo de que sus votantes «no perdonarán» pasar otra vez por las urnas, el portavoz de la formación naranja hizo hincapié en las explicaciones que Vox deberá dar a sus electores si finalmente se trunca el pacto del bloque de centro-derecha. En Cs, aseguran, se preguntan cuál de las 155 medidas consensuadas no gusta a Vox.

Ronda de contactos

El objetivo, explican fuentes populares, es convocar un nuevo pleno de investidura «cuanto antes» con Díaz Ayuso como candidata. Si bien al cierre de esta edición no había ningún avance en ese sentido, la fecha más inmediata dentro de las quinielas posibles sería que el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, convocase hoy mismo una segunda ronda de contactos con los líderes de los seis partidos. Entonces sí, la aspirante del PP se presentaría con los apoyos necesarios. Habida cuenta de que el plazo marcado oscila entre los tres y los siete días para convocar la sesión, Ayuso podría ser investida presidenta el próximo viernes.

La prioridad, no obstante, es que todo quede cerrado antes de que acabe julio y no sea necesario ir a septiembre, cuyo límite máximo es el 10 de ese mes. Si siguiera entonces la situación actual, habría nuevas elecciones. Las prisas remiten especialmente a la negociación de los próximos presupuestos, entre otros. Desde el PP y Cs coinciden en que lo mejor es que el Ejecutivo eche a andar y, después, ya se negocien temas puntuales.