Géiser formado por la rotura de una tubería
Géiser formado por la rotura de una tubería

La rotura de una tubería por unas obras causa una espectacular fuga de agua en Arganzuela

Los operarios taladraron parte de la cañería, que causó un géiser de varios metros de altura. Los vecinos no han sufrido corte en el suministro

MADRIDActualizado:

Primera hora de la tarde en el distrito de Arganzuela. Varios peatones esperan en la marquesina situada en la entrada de Matadero, frente al número 73 del Paseo de la Chopera. A su lado, una taladradora y varios operarios realizan una obra. De repente, una tubería se rompe y el agua sale disparada, «inundando» la vía ante la mirada atónita de los viandantes y formando un géiser de varios metros de altura.

Hasta el lugar se han tenido que desplazar agentes de la Policía Municipal para acotar la zona y que los peatones no corriesen peligro alguno, así como dos dotaciones de Bomberos para achicar el agua. Los técnicos del Canal de Isabel II y los Bomberos han logrado parar la fuga de agua tras cortar el suministro. «No hay ningún vecino afectado por el corte de suministro. Afortundamente, el tramo de tubería que ha sido cerrado no tiene conexiones con ninguna casa», explican desde el Canal y hacen hincapié en que la rotura ha sido provocada por las obras municipales de la adecuación de la acera.

Con los trabajos de la taladradora, todo indica a que los obreros hicieron un pequeño agujero en el conducto, «por eso el agua ha salido con tanta presión». El próximo paso será repiner el tramo de cañería que ha sido cerrado.

Afortunadamente, no hay que lamentar heridos ni daños graves. Tan solo un local cercano se ha visto afectado por la filtración y ha tenido que ser desaguado. El tráfico ha tenido que restringirse mientras controlaban la fuga.

La última incidencia en las tuberías del Canal de Isabel II de esta envergadura se produjo en septiembre. La calle de Arturo Soria estuvo una semana cerrada al tráfico después de que se rompiese una cañería a la altura de la calle de Gragorio Benítez, saliendo bastante cantidad de agua y lodo y provocando un gran socavón. El conducto se rompió de manera fortuita, obligando a cortar tres carriles.

En mayo del año pasado, miles de vecinos de seis distritos del este de Madrid se levantaron sin agua por la rotura de otra cañería en Sanchinarro. Esto afectó a Villa de Vallecas, Barajas, Hortaleza, San Blas, Ciudad Lineal y Vicálvaro, y a los municipios de Alcobendas y Paracuellos del Jarama. La razón de la rotura, explicó la compañía de agua, fue la misma: incidencia fortuita.