Exterior del estadio Santiago Bernabeu
Exterior del estadio Santiago Bernabeu - AFP

RIVER-BOCAFinal Libertadores: primeros cortes de tráfico alrededor del Santiago Bernabéu

La Policía Municipal y Nacional ya trabajan en el cierre de la Castellana para garantizar la seguridad del partido. Asimismo, revisan alcantarillas y papeleras

MADRIDActualizado:

La Policía Nacional junto con la Municipal ya han empezado este viernes a primera hora a trabajar en los alrededores del estadio Santiago Bernabéu, donde se desplegará este fin de semana un dispositivo de seguridad especial de cara al partido que disputan el Boca Juniors y River Plate de la final de la Copa Libertadores.

Ya durante este viernes, habrá cortes de tráfico en los alrededores del estadio y también en la zona donde se está ubicando las Fan-Zones, en el Paseo de la Castellana, a la altura de Cuzco y Nuevos Ministerios, según ha informado la Policía de Madrid.

Asimismo, la Policía Nacional está comprobando las alcantarillas de los alrededores del estadio y se han retirado las papeleras. Además, durante el domingo las tiendas del estadio van a permanecer cerradas por motivos de seguridad. En total, más de 4.000 efectivos, de ellos 2.054 policías nacionales, conformal el dispositivo de seguridad para el partido.

«Especialmente violentos»

El delegado de Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, ha explicado que la Policía calcula que estos días pueden llegar a la capital entre 400 y 500 hinchas «especialmente violentos» para seguir la final de la Copa Libertadores.

El delegado del Gobierno ha explicado que la Policía Nacional está trabajando «estrechamente» con la argentina para tener controlado a este grupo de personas y que hay un dispositivo de «seguridad máxima» en el aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas, en las carreteras, en las estaciones de autobuses y en el Metro.

Son personas consideradas «especialmente violentas» y que cuentan con antecedentes penales. De hecho, ha explicado que ayer mismo se deportó a uno, en referencia a Mazi Mazzaro, un cabecilla de los ultras del Boca Juniors calificado como «uno de los Barras Bravas más peligrosos».

También ha añadido que se van a separar a las dos aficiones, un regla que ya se aplica en otro tipo de acontecimientos cuando hay posiciones enfrentadas, como es este caso. Por último, ha asegurado que celebrar la Libertadores en Madrid se trata de un «acontecimiento histórico» y que esperan proyectar de España una imagen de «seguridad».