Una de las pancartas que se desplegaron durante las fiestas de La Melonera, la noche de la agresión
Una de las pancartas que se desplegaron durante las fiestas de La Melonera, la noche de la agresión - JOSÉ RAMÓN LADRA

Los remeros lamentan que Carmena condene la agresión a una activista de AM y calle sobre las suyas

Los deportistas se desvinculan del incidente: «No somos extrema derecha»

MadridActualizado:

La Escuela Municipal de Remo de Madrid Ríoha lamentado hoy que el Gobierno de Manuela Carmena condenase ayer la agresión a una vocal vecina de Ahora Madrid el jueves y, sin embargo, guardase silencio sobre los ataques que ellos sufrieron en julio, y en ese sentido se pregunta si «hay ciudadanos de primera y de segunda». A través de un comunicado, la escuela municipal -en conflicto con el Ejecutivo local por su decisión de abrir una presa del río Manzanares, lo que les imposibilita su práctica deportiva- se ha referido de este modo a la agresión que sufrió el jueves una activista de Ahora Madrid en el pregón de las fiestas de La Melonera.

Según denunció la mujer ante la Policía Nacional, el ataque se produjo después de que algunos de los asistentes al pregón comenzasen a pitar en protesta contra la concejal-presidenta del distrito, Rommy Arce, y otros vecinos les pidiesen silencio. Las personas que protagonizaron la protesta eran los remeros de la escuela del Manzanares, que portaban una pancarta defendiendo la compatibilidad de la renaturalización y del remo, quienes hoy han reivindicado que son una «plataforma pacífica» y han denunciado que se les haya identificado con grupos de extrema derecha.

«La Policía Municipal, a la que agradecemos su labor, estuvo para protegernos de las provocaciones a las que nos sometieron en todo momento», indica la escuela de remo, que asegura que «estando en el lugar y en el momento de los hechos» ni la Policía Municipal ni miembros de la plataforma detectaron ninguna agresión ni se realizó denuncia presencial.

Ahora Madrid emitió un comunicado de condena en el que aseguraba que la agresión se produjo después de que algunos de los asistentes pidiesen silencio, ya que los pitos no les dejaban oír el pregón. «Lamento la agresión a una vecina anoche en el pregón de Arganzuela y deseo su pronta recuperación. Nuestras fiestas son momentos de celebración donde no cabe ningún tipo de violencia. Debemos renovar el compromiso de todas y todos por cuidar la convivencia en nuestros barrios», escribió después Carmena en su cuenta de Twitter.

Los remeros han reclamado una «rectificación inmediata por parte del Ayuntamiento». «En julio fuimos víctimas de agresiones físicas y verbales y también a través de las redes sociales y el ayuntamiento nunca lo condenó», se queja la escuela municipal, que reclama además la destitución inmediata de la edil del distrito, Rommy Arce, por «sectaria y partidista». Por otro lado, la escuela municipal asegura en su comunicado que después del «intento de desahucio» seguirán practicando remo indoor -fuera del agua- y han anunciado una concentración en defensa de la continuidad de la escuela para el próximo 16 de septiembre.