Los operarios ultiman los detalles del nuevo Vallehermoso antes de su estreno
Los operarios ultiman los detalles del nuevo Vallehermoso antes de su estreno - GUILLERMO NAVARRO

Recta final para el debut internacional del nuevo estadio de Vallehermoso

Instalado ya el césped, la cubierta y el tartán, los operarios ultiman los detalles antes del Meeting de Madrid el próximo 25 de agosto

MadridActualizado:

De la misma manera que se despidió el viejo estadio de Vallehermoso, del que ya solo queda su arco de entrada como recuerdo nostálgico, se inaugurará el nuevo complejo: con la celebración del Meeting Internacional Villa de Madrid el próximo 25 de agosto. Tras instalar ya el césped, el tartán verde y la cubierta, los operarios municipales ultiman estos días los detalles antes de su gran debut, al que asistirán más de 10.000 espectadores.

El «cráter» de Chamberíse cierra así, por fin, después de once años, aprovechando su propia herida. El arquitectoAlfonso Cano, del estudio Cano Lasso, hizo de la necesidad virtud y empleó el agujero de 12 metros de profundidad que dejó el anterior proyecto inacabado para situar en él las gradas. Están hundidas en el terreno, de manera que visualmente estorban menos a las viviendas vecinas y evitan el viento en contra que tenía el antiguo estadio.

«Vallehermoso tiene ya su pavimento. Se está terminando el del módulo y la semana que viene se pintarán las líneas», informó el presidente de la Federación de Atletismo de Madrid, Isidro Arranz, tras realizar una reciente visita al estadio. «Prometen que mejorarán el césped en mal estado desde la ola de calor y que no se puede regar convenientemente por la instalación del sintético», indicó.

El gobierno de Manuela Carmena retomó el proyecto que el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón había encargado en 2007, pero más simplificado. Una parte del terreno se cedió en 2014 para hacer un centro deportivo municipal. El proyecto pasó de costar 100 millones y tener dos torres de 14 metros y grandes aparcamientos a un presupuesto de 15,5 millones.

El recorte presupuestario no supuso, sin embargo, renunciar a uno de los aspectos más singulares del edificio. Alfonso Cano dejó su huella como apasionado pertiguista al diseñar una recta de calentamiento cubiertade 75x12 metros, que se sitúa sobre la grada. Como no se podía poner la pista tras los asientos, como suele ser habitual, el arquitecto ideó una solución que también permitirá entrenar la pértiga en invierno al tener la altura suficiente para esta práctica.

La parte baja de la cubierta estará acristalada para que los atletas puedan seguir la competición mientras calientan. Toda la infraestructura está ya pavimentada con material sintético certificado con la máxima homologación de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF). También habrá una «calle 10», de césped artificial, exterior al anillo, para los rodadores de fondo. Además, tendrá pasillos dobles para el concurso de saltos y círculos de lanzamiento sobre un campo interior de césped natural.

Tras más de una década en silencio, Chamberí volverá a vibrar con el atletismo del más alto nivel. Vallehermoso encara ya la recta final para volver a acoger momentos épicos que protagonizarán los herederos de Carl Lewis y Elena Isinbáyeva.