El recién nacido hallado en un contenedor fue arrojado a la basura ya sin vida

Así se desprende por la poca cantidad de sangre encontrada, a pesar de que tenía el cordón umbilical sin pizar

MadridActualizado:

Estaba muerto cuando fue arrojado al contenedor de basura dentro de una bolsa de plástico. Se trata del bebé, nacido a término en un parto domiciliario, cuyo cuerpo sin vida fue hallado por un indigente que rebuscaba entre los desperdicios el pasado sábado por la maña na a la altura del número 89 de la calle de La Laguna del distrito de Carabanchel.

Ayer se le practicó la autopsia a la criatura –un varón caucásico– en el Instituto Anatómico Forense. Aunque oficialmente no han trascendido las causas del fallecimiento, sí se ha podido determinar que cuando depositaron el cuerpo dentro en el contenedor naranjaya no respiraba. Había fallecido.

Así se desprende debido a la escasa cantidad de sangre que se encontró entre los desechos. Un extremo que encajaría con el hecho de que el cordón estaba sin pinzar. También había restos de placenta, lo que evidenciaba que el nacimiento acababa de producirse, según las fuentes policiales consultadas por ABC.

Aparentemente el cadáver no tenía signos externos de violencia. Pudo ser asfixiado o recibir algún golpe o, lo que parece más improbable, nacer muerto y que la madre se asustara y no supiera qué hacer. Los agentes encargados del caso tratan de localizarla.