Decenas de manteros se manifiestan, ayer, frente a la comisaría de Policía Municipal de Montera
Decenas de manteros se manifiestan, ayer, frente a la comisaría de Policía Municipal de Montera

Rebelión de manteros en la comisaría de Montera tras la detención de un compañero

El arresto se produjo por resistencia a la autoridad después de que los agentes diesen el alto al vendedor ilegal; Martínez-Almeida ha asegurado «tolerancia cero» con el top manta

MADRIDActualizado:

Un grupo de unos cincuenta manteros se concentró ayer frente a comisaría de Policía Municipal de la calle de Montera para protestar por la detención previa de un compañero en las inmediaciones de la Gran Vía, lo que motivó que los agentes pidiesen refuerzos, sin que el incidente llegase a más.

Según ha confirmado un portavoz de la Policía Municipal, el suceso ocurrió ayer pasadas las 20.30 horas, cuando un grupo de manteros llegó hasta las puertas de la Unidad Centro-Sur, en la calle de Montera, frente a la que se mantuvo durante una media hora exigiendo a los agentes dejasen en libertad al compañero arrestado.

La detención se produjo a media tarde cuando el vendedor, senegalés, se negó a marcharse del lugar cuando los agentes le conminaron a ello, por lo que fue arrestado.

En esa intervención los agentes decomisaron cinco atillos con bolsos y otros objetos en venta. Los compañeros del detenido, al ver lo sucedido, fueron a Lavapiés a dejar su mercancía y, tras eso, se dirigieron a las dependencias policiales para protestar.

«Ponedle en libertad, solo estaba vendiendo», gritaron los manteros a los agentes que, gracias a la vigilancia contra la venta ilegal que llevan a cabo en la zona, habían visto al grupo hacer ese recorrido y pidieron refuerzos a la Unidad Centro-Norte y finalmente también de la Unidad de Apoyo a la Seguridad (UAS), que sustituyen a los anteriores «antidisturbios» municipales.

En menos de media hora los manteros se fueron sin causar incidentes, según las fuentes, que aseguran que la reacción de ese grupo de manteros proviene de la detención que se practicó cuando un vendedor huyó de los agentes y se resistió cuando le interceptaron.

Aseguran los agentes que «desde hace semanas se han duplicado o triplicado» los grupos de manteros en la zona centro, sobre todo en la nueva Gran Vía, peatonalizada, llegando en ocasiones a sumar más de cien vendedores entre Gran Vía, Callao, la Plaza Mayor y zonas aledañas.

Desde hace días los agentes «presionan más» para que no lleven a cabo esa actividad ilegal y han efectuado algunas detenciones al sentirse más respaldados por el cambio de equipo de Gobierno municipal, que ostentan el PP y Ciudadanos.

Nuevas decisiones

«Con los últimos responsables no se podía detener en determinadas circunstancias, como si había mucha gente por la calle» y «no había mucha presencia policial en las calles», explican a Efe fuentes del sindicato mayoritario en la Policía Municipal, el CPPM, que considera que los manteros «se habían vuelto más agresivos».

El actual alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, destacó ayer lunes su «total compromiso» con la Policía Municipal para que puedan desarrollar su trabajo y advirtió de que mantendrá «tolerancia cero» con la okupación y la venta ambulante.

Almeida y la concejal de Seguridad, Inmaculada Sanz, anunciaron que modificarán decisiones del anterior Gobierno municipal de Ahora Madrid como la aprobación de un Plan Director del Cuerpo que consideran ideologizado o el desmantelamiento de las Unidades Centrales de Seguridad (UCS), los antidisturbios municipales.