Uno de los linces, ayer en el Zoo de Madrid - Maya Balanya

Una «Real» pareja de linces

Doña Sofía inauguró las instalaciones del Zoo de Madrid para los dos ejemplares ibéricos que llegan desde Cáceres

MadridActualizado:

La Reina Doña Sofía visitó ayer a los dos nuevos habitantes del Zoo de Madrid. Jazmín y Kalama son dos linces ibéricos de 4 y 3 años de edad que vienen del centro de cría de Granadilla ( Cáceres) con el objetivo de dar a conocer esta especie en Madrid. A su llegada, la Reina, acompañada de la Ministra de Agricultura y Medio Ambiente en funciones, Isabel García Tejerina, fue recibida por un grupo de niños que realizan en el Zoo un campamento de día. Las autoridades se dirigieron a la nueva zona del parque que recrea un bosque mediterráneo donde vivirán los linces, a través de una senda de huellas felinas preparadas y colocadas en el suelo por los niños.

La Reina Doña Sofía saluda a un grupo de nños en el Zoo, junto a la ministra García Tejerina
La Reina Doña Sofía saluda a un grupo de nños en el Zoo, junto a la ministra García Tejerina - Maya Balanya

Fernando Eiroa, responsable de zoología de Parques Reunidos, calificó el día de ayer como «histórico» y remarcó la importancia de la conservación de las especies ibéricas. No solo de las más conocidas por el público como el Oso Panda. Los felinos Jazmín y Kalama vienen de un centro de cautividad en Extremadura gracias a un programa de cooperación entre los zoológicos españoles para conservar especies en peligro. Al acto también acudió el responsable del proyecto Iberlince, que afirmó que la principal causa de muerte de esta especie no son los atropellos, como en un prinicipio se puede pensar.

Su principal enemigo es la infección de enfermedades que tienen los conejos, concretamente la enfermedad hemorrágico-vírica, pues este es el único animal que ingieren cuando están en libertad. La población de felinos ibéricos ha crecido de manera exponencial en España en los últimos años. Se calcula que en 2002 había en la Península Ibérica solo 94 ejemplares, mientras que hoy 404 linces ibéricos forman la comunidad en España y Portugal. De ahí que su situación haya pasado de «peligro crítico de extinción» a simplemente «peligro».

Un recuerdo para la Reina

Tras el acto, las autoridades se aproximaron para ver de cerca a los ejemplares, que en un primer momento se mostraron tímidos, escondidos entre las rocas y los arbustos. Al fin, Jazmín y Kalama sí se asomaron a su público. La Reina Doña Sofía, amante de los animales y muy implicada en la evolución de esta especie, aprovechó para fotografiarlos con su teléfono móvil.