La nota que dejó la cría a su madre

El raptor de la menor de Vallecas: «¡Como te muevas, te mato!»

La madre de niña retenida durante 24 horas relata el infierno que vivió. La mujer pensó que no la iba a volver a ver

MadridActualizado:

«Mamá, he ido al cumpleaños de una amiga. A las 23.00 horas estaré en casa. Te quiero». Esa fue la inusual nota que encontró María I. M. M., de 40 años, en la mesilla de su hija mayor, de 13. Fue el sábado pasado cuando la mujer llegó a su casa del distrito de Puente de Vallecas. Había terminado de trabajar e iba a comer con su familia. No pudo hacerlo. La menor había desaparecido. Eran las 15 horas. « Fueron cinco minutos los que se quedó sola en casa sola mientras mi marido fue a buscar al pequeño de 8 años», explica aún en una nube.

La pesadilla de esta madre y los suyos duró 24 horas que fueron de infarto y concluyeron el domingo a las 15.20 en un aparcamiento del distrito de Retiro. Ahí fue detenido Yhoany Alexander M. V., de 39 años de origen venezolano, acusado de abusos sexuales, detención ilegal e inducción para abandonar el domicilio paterno de la niña. Al sentirse acosado por los agentes, la arrojó a la parte trasera del coche, luego se subió él, la sujetó por las muñecas y le dijo:«Como te muevas o grites tomo represalias contra ti y tu familia y os mato», explica María. La niña, al oír a los agentes se levantó de golpe. Así acabó su infierno.

«Tardaremos tiempo en asimilar todo esto. Pensé que iba a ver a mi hija muerta, aunque ese Alexander me la ha destrozado», agrega María. «Mi hija está aún en una burbuja, sin asimilar lo ocurrido». La cría tiene u na enfermedad mental sin diagnosticar que no le impide llevar una vida normal que ahora se ha truncado. «Solo salía con nosotros, por eso al ver su nota me alarmé». Su temor aumentó al descubrir que no tenía ningún cumpleaños y que al llamar al teléfono de una amiguita de la niña con la que esta hablaba a menudo, le contestó un hombre. «Creí que era el padre, pero me dijo que se llamaba José y que no tenía hijos. No lo volvió a coger. Saltaba el buzón y decía que era el número de Alexander».

Presunto abusador
Presunto abusador

Por eso, acudió a la comisaría a denunciar los hechos. Su hija le conoció a través del chat de un videojuego hace cinco meses. Él la engañó. Le dijo que tenía 17 años, luego 26 y al final, su edad real. Eso lo averiguó a través de su hermano mientras estaba en dependencias policiales. Este buscaba alguna pista en la consola y vio las conversaciones e imágenes de alto contenido sexual que compartían. La menor y el adulto quedaron el sábado. La cría se llevó algo de ropa y se subió a su coche. «No te asustes, te voy a tapar los ojos».

Al llegar a su destino le quitó la venda, compró fruta en un chino y tras estacionar en un «parking» fueron andando hasta el piso, unos 60 metros. Ahí la encerró en una habitación, la amordazó para que no gritara y cuando llamaron a la puerta le dijo que como hiciera ruido la mataba. Era la Policía. Él dijo no ser quien buscaban. Luego fueron los padres y también lo negó. Después, abusó de ella, indica.

El domingo a las 15 horas una mujer llamó al 091. «No sabía nada de mi marido desde ayer. Acabo de hablar con él y me ha dicho que tiene un lío muy gordo». Los agentes atacaron cabos y con las pistas que tenían detuvieron al presunto abusador. «Llevó a la niña al garaje. La sedó o le dio algo en el trozo de manzana -el único alimento en 24 horas que ingirió- que le dio para que comiera porque estaba con la mirada perdida y aturdida. Sigue en shock».