Paseo de Extremadura, a la altura de Batán
Paseo de Extremadura, a la altura de Batán - Isabel Permuy

Un radar de tramo para el paseo de Extremadura

La velocidad se limitará a 50 km/h. El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, informa de que se implantará «muy pronto» en Batán

MadridActualizado:

125.000 vehículos pasan a diario por el paseo de Extremadura (A-5) y, «muy pronto», como ha informado esta mañana el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, en la comisión del ramo, se implantará un radar de tramo, el primero de la ciudad, con un límite de velocidad a 50 kilómetros por hora.

El dispositivo es una las principales medidas que incorpora el Ayuntamiento, a petición del Partido Socialista, a consecuencia de las numerosas quejas vecinales por el ruido del tráfico. El nuevo radar se ubicará en el barrio de Batán, en el tramo de tres kilómetros que discurre entre el túnel de avenida de los Poblados y el de la avenida de Portugal.

El Consistorio va a convertir en en vía urbana el paseo de Extremadura por fases. Se prevé la inclusión de señales verticales para limitar la velocidad y también la incorporación de pasos de cebra y semáforos. De forma paralela, se reducirá el ancho de los carriles al ampliar las aceras para que el transeúnte tenga más protagonismo. Se mantendrá el carril-bus en toda su longitud y se estudiará la conveniencia de implantar una vía reversible a lo largo del tramo.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó en mayo de 2016 esta iniciativa impulsada por el grupo municipal socialista (9 concejales), con los votos a favor de Ahora Madrid (20), la abstención de Ciudadanos (7) y la oposición del PP (21). Más de 150.000 vecinos, de los barrios de Lucero, Campamento y Aluche, se ven perjudicados por el aislamiento de la carretera y el ruido que generan los coches, según explicó el concejal socialista que expuso la propuesta, Chema Dávila Pérez.

Fue en 1968 cuando se hizo la ampliación de dos a ocho carriles. Desde entonces, las denuncias por casos de estrés y ansiedad se han venido sucediendo sin poner remedio a los afectados. El proyecto comenzará a desarrollarse este otoño.