La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié
La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié - JAIME GARCÍA

Purificación Causapié, una portavoz que cambia de palabra

Portavoz del Ayuntamiento de Madrid, en su entorno la califican de títere de Ferraz en el Consistorio. El futuro de la edil al frente del grupo depende del congreso regional del próximo junio

MadridActualizado:

Purificación Causapié fue el arma arrojadiza con la que Pedro Sánchez trató de humillar y fulminar a Antonio Miguel Carmona y dar a su vez una lección a aquellos que planteaban obstáculos en su carrera a la Presidencia. Carmona, portavoz del grupo municipal socialista hasta agosto y fiel amigo de Tomás Gómez, representa el sector crítico con Sánchez, cuyo máximo exponente es Susana Díaz. Causapié era hasta entonces la portavoz adjunta, una apasionada de sus ideales, y una ficha fácil de mover. Es una líder tibia y práctica para que los hilos de escalas superiores se muevan a su antojo en un territorio clave: Madrid.

Ayer, tras el acuerdo alcanzado con Ahora Madrid para dilatar la reprobación de Celia Mayer, algunos de los nueve concejales del PSOE calificaban el movimiento como «una bajada de pantalones» que había generado «disenso» y el «enfado de algunos ediles». «No he visto nada igual», manifestaban, mientras que el sector conservador trataba de sofocar el fuego.

La actividad profesional de Causapié se ha desarrollado en el ámbito de la planificación y gestión de políticas, el desarrollo de los derechos y servicios sociales, materias de igualdad y participación social. Su futuro al frente del grupo municipal depende de lo que ocurra en el panorama nacional, si se alcanza un pacto de gobierno o se convocan nuevas elecciones. El resultado se traducirá en el congreso regional que se espera celebrar en junio, después del nacional.