Punto final a la «curva de la muerte»

Punto final a la «curva de la muerte»

TATIANA G. RIVAS | MADRID
Actualizado:

La siniestralidad de la M-607, con un total de 723 accidentes registrados en más de dos años y nueve víctimas mortales, ha movilizado a las instituciones regionales y estatales. Ayer, la Fiscalía de Madrid abrió diligencias para determinar si la Comunidad de Madrid ha incurrido en un delito por el mal estado en el que se encuentra la carretera autonómica desde hace tiempo.

Además, el consejero de Justicia e Interior, Francisco Granados, aseguró ayer que el Gobierno regional reformará urgentemente el tramo. De hecho, las obras de remodelación se adjudicaron el 1 de marzo. El consejero destacó que la curva va a desaparecer. «Lo más importante es acabar con la curva, vamos a modificarla, a quitarla prácticamente y a asfaltar todo el tramo mejorando sus condiciones».

Granados hizo hincapié en las bandas para moderar la velocidad que se han instalado recientemente en la parte de mayor peligrosidad. Según informaron desde la Consejería de Transportes e Infraestructuras, la obra que mejorará la carretera afectará al tramo de Tres Cantos-Colmenar, que va desde el kilómetro 25.700 hasta el 35.600.

Aún se desconoce cómo se llevará a cabo, pero, según indicaron desde la consejería, se hablará con los ayuntamientos para sopesar las posibilidades. Se prevé que la vía se corte parcialmente. Desde el 2 de enero de 2008 hasta el pasado 7 de marzo, la Dirección General de Tráfico contabilizó desde el kilómetro 9,5 hasta el 55,8 de la M-607 un total de 723 accidentes que afectaron a 456 personas. De ellas, nueve murieron.

Investigación previa

«Los datos de siniestralidad nos llegan desde la DGT periódicamente. Analizamos esas cifras y actuamos donde se nota un incremento de la siniestralidad. En el caso de la M-607, la información la recibimos el pasado mes de diciembre y detectamos que había aumentado la media de accidentes. En este caso, comprobamos que había que actuar en el asfaltado. Por eso el pasado 1 de marzo adjudicamos las obras de reforma», explicaron desde la consejería.

El fiscal jefe de Madrid, Eduardo Esteban, confirmó a Efe que ha abierto las diligencias «sólo como una investigación previa para determinar si el propietario de la vía [la Comunidad] ha incurrido en un delito o no», ya que el Código Penal obliga a garantizar la seguridad en la carretera.

Toda esta movilización viene dada por la grabación doméstica que realizó la madre de Juan Carlos, un joven de 22 años que perdió la vida en el kilómetro 28 de la M-607 en octubre. Esta mujer quería denunciar la inseguridad de la misma y al grabar una secuencia en la curva, un coche sufrió un nuevo accidente.