La entrada al parking de la plaza de Olavide, desde Trafalgar
La entrada al parking de la plaza de Olavide, desde Trafalgar - JOSÉ RAMÓN LADRA

El PSOE frena a Sabanés la municipalización de dos aparcamientos en Chamberí

Los socialistas han pedido un informe a Asesoría Jurídica para comprobar que la operación es legal

MadridActualizado:

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, tuvo que retirar del último Pleno del Ayuntamiento la iniciativa para asumir la gestión directa, a través de laEmpresa Municipal de Transportes (EMT), de dos aparcamientos aparcamientos de Chamberí. No contaban con el apoyo del Partido Socialista porque la formación de Pedro Sánchez no tenía claro que la operación fuera legal dada la modificación de la Ley de Contratos del Sector Público (LCSP). Los socialistas han solicitado al equipo de Gobierno un informe de Asesoría Jurídica que avale la operación.

El concejal del PSOE Ignacio de Benito explica que la legislación permitía hasta septiembre de 2018, a través de una disposición transitoria, que las empresas públicas que no fueran medio propio de las administraciones pudieran optar a determinadas adjudicaciones sin recurrir al concurso público. «Entendemos que la ley ya no permite la adjudicación directa, aunque el equipo de Gobierno nos asegura que sí. Por eso hemos dicho que presenten un informe de Asesoría Jurídica donde se indique específicamente que no se vulnera la LCSP», afirma.

En cuanto los expertos les ofrezcan todas las garantías, los socialistas votarán a favor de la desprivatización de estos dos nuevos aparcamientos. «Políticamente, estamos de acuerdo con la línea de que la EMT se ocupe de todos los servicios relacionados con la movilidad en la ciudad de Madrid», apostilla De Benito. Afirma que en este caso, no existe una discrepancia en el fondo, sino en la forma, y no quieren votar nada que no sea conforme a la ley.

Un negocio rentable

A finales de 2017, el equipo municipal trasladó sus intenciones de quitar a las empresas privadas la gestión de los aparcamientos públicos para pasarlos a manos de la EMT. El objetivo principal, reducir su capacidad para los vehículos en rotación; es decir, aquellos que no sean residentes de la zona. Así, en marzo de 2017 se hizo con el de Plaza de España; en julio del mismo año, con el de Montalbán, y el último, en mayo de 2018, con el de la Plaza Mayor.

Las concesiones de los «parkings» situados en la plaza de Olavide (397 plazas ) y la glorieta de Fuencarral (287) vencen en abril y mayo, respectivamente. El primero lo gestiona actualmente el Grupo Landon, con ocho trabajadores que serían subrogados por la EMT. El de Fuencarral lo tutela Empark con otros tres trabajadores. Si la exjuez repite mandato a partir de junio, también hará suyo el parking de la plaza del Carmen, situado en Centro, paralelo a la Gran Vía, cuyo contrato vence este mes de noviembre.

El negocio de los aparcamientos es rentable para la EMT. Es el que mayor beneficios reporta a la compañía pública, después de los ingresos por publicidad. Según sus cuentas anuales, en 2018 reportó 5,3 millones de euros al ente, con 14,5 millones de ingresos y 9,2 millones de gastos.