Antiguas cocheras de Metro, en Chamberí
Antiguas cocheras de Metro, en Chamberí - ABC

El PSOE aplaza a después de las elecciones el futuro de las 443 familias de las cocheras de Metro

Los socialistas cambian su discurso y se abstienen en el voto para tumbar el proyecto de Metropolitan

MadridActualizado:

Parte de los 443 cooperativistas que sueñan con que su vivienda se construya sobre las antiguas cocheras de Metro han sido testigos este miércoles de cómo las elecciones marcan su inversión de vida. El PSOE, que votó en contra de esta iniciativa privada en la última comisión de Desarrolllo Urbano Sostenible porque está «en contra de la venta de suelo público», hoy se ha abstenido en la propuesta de gobierno para tumbarlo definitivamente.

«Queremos que se dé una última oportunidad a este proyecto. Queremos que lo salve salvaguardando los derechos de los cooperativistas, protegiendo el patrimonio histórico y cultural», ha instado la concejal socialista Mercedes González al delegado del ramo, José Manuel Calvo. Pero ha concluido, sin pudor: «Cuando pasen las elecciones mantendré mi voto». Calvo ha volcado su impresión sobre el giro socialista: «Me sorprende su falta de coherencia. Para votar a favor de Raimundo Fernández Villaverde no tuvo problema, pero hoy no sale gratis y le entran dudas».

De este modo, el asunto se llevará a Pleno la próxima semana con dictamen negativo. El objetivo del delegado del Área era desestimar la iniciativa propuesta por Metro de Madrid y los cooperativistas porque incumple el Plan General de Ordenamiento Urbano -aunque todavía no se ha hecho público el informe que lo acredita y Metro cuenta con documentación favorable-. Pero su aliado de gobierno le ha retirado el apoyo a tres días del 26-J y se ha encontrado con los previstos votos en contra de Ciudadanos y el PP.

Mientras los políticos se enzarzaban en una discusión en clave electoral, los cooperativistas contemplaban la escena callados, con admirable respeto y templanza, aun sabiendo que la continuidad de su plan es incierta. Muchos de ellos han invertido más de 100.000 euros desde hace más de un año y pagan mensualmente su cuota más un alquiler alternativo.

Ahora Madrid apuesta porque Metro rehaga el plan, pero el Ayuntamiento dice que el ente público se ha cerrado en banda. «Ponga usted las soluciones y las alternativas, y negocie con todos. Y estaré a su lado en todo. Hágalo en un mes», ha conminado González a Calvo. «Si no, los culpables seremos usted y yo. Si lo hace bien, los responsables serán los verdaderos –Metro y la Comunidad de Madrid», ha sentenciado.