Un hombre camina delante de un solar disponible en Valdecarros
Un hombre camina delante de un solar disponible en Valdecarros - GUILLERMO NAVARRO

Los promotores de los desarrollos del Sureste rechazan el nuevo plan de Carmena

Las Juntas de Compensación reclaman una indemnización de 937 millones por las «consencuencias negativas» del proyecto

MadridActualizado:

Los promotores de los desarrollos del Sureste rechazan la nueva vía abierta por el Ayuntamiento de Madrid para, tal y como adelantó ABC, modificar el Plan General con el fin de reprogramar la urbanización de dos de los cinco ámbitos que comprende esta operación: Valdecarros y Los Cerros. Las Juntas de Compensación mantienen en su posición de reclamar indemnizaciones que, en el caso de estas dos áreas, ascenderían a 937 millones por la disminución de edificabilidad y el número de viviendas con respecto al plan inicial.

Las Juntas de Compensación afectadas consideran que estas modificaciones tendrían unas consecuencias «muy negativas para los madrileños al contribuir a encarecer aún más el precio de la vivienda, tanto de alquiler como de compra, al reducirse el número de las mismas y retrasarse considerablemente su construcción».

A principios de año, el Ayuntamiento lanzó un plan para estos terrenos que las Juntas de Compensación llevaron a los tribunales. Aquel documento, denominado Plan Director de Estrategias de Desarrollos del Sureste de Madrid, reducía la edificabilidad original, los metros cuadrados destinados a actividades económicas, rebajaba el número de viviendas de 105.000 a 54.000, demoraba los plazos de ejecución y suponía un ahorro de 50 millones anuales para las arcas municipales.

Los promotores pidieron en mayo 1.580 millones de compensación si el Consistorio seguía adelante con el plan, que fue suspendido cautelarmente por el TSJM en julio. Por ello, el Consistorio trata ahora de buscar una opción alternativa con la que llevar a cabo sus planes.

Sin embargo, para los promotores este camino nuevo tomado por el gobierno municipal tampoco da una solución «a la alta demanda de vivienda que existe en la actualidad en la capital y expulsa a los ciudadanos más vulnerables». «La reducción de las viviendas y el retraso en estos desarrollos afectaría especialmente a la vivienda protegida ya que el sureste es el último gran reservorio de vivienda protegida de la ciudad», sostienen las Juntas de Compensación, que critican que esta modificación del Plan General sea similar al Plan Director suspendido de forma provisional por el TSJM.