Los acusados mostraron un cartel en el que se podía leer «Gora Alka-ETA»
Los acusados mostraron un cartel en el que se podía leer «Gora Alka-ETA» - ABC

Prisión por enaltecimiento del terrorismo para los dos titiriteros que contrató Carmena

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha ordenado prisión provisional sin fianza para Raúl G.P. y Alfonso L.F.

MadridActualizado:

Finalmente, y apenas unas horas después de que la Fiscalía solicitase que se les encarcelara de forma incondicional, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha ordenado prisión provisional sin fianza para los dos titiriteros de la compañía «Títeres desde Abajo» por enaltecimiento del terrorismo. Los dos miembros del grupo (Raúl G.P., de 34 años, y Alfonso L.F., de 29) fueron detenidos el pasado viernes por la tarde por mostrar un cartel con la leyenda «Gora Alka-ETA» durante una función infantil programado dentro de las actividades del Carnaval 2016.

El magistrado les imputa un delito de enaltecimiento del terrorismo y otro cometido con ocasión del ejercicio de derechos fundamentales y de las libertades públicas garantizadas por la Constitución. Estos cargos concuerdan con los esgrimidos por la Fiscalía, que ya había solicitado prisión para ellos basándose en la gravedad del hecho y en el público al que iba dirigida la obra: los niños.

De los dos jóvenes, Raúl G.P. cuenta con antecedentes por robo con fuerza en 2002. Ambos fueron detenido el pasado viernes mientras representaban en Tetuán la obra «La bruja y don Cristóbal», programada por el Ayuntamiento de Madrid. Una representación en la que mostraron el ahorcamiento de un juez, el apuñalamiento de una monja, y un cartel de «Gora Alka-ETA».

Los padres asistentes avisaron a la Policia. Los primeros que se personaron en el lugar efectivos de la Policía Municipal, quienes arrestaron a los titiriteros y les trasladaron a la Brigada Provincial de Información, en Moratalaz, donde pasaron la noche y se les tomó declaración hasta esta mañana, cuando se les ha trasladó a la Audiencia Nacional.

Hoy, el juez central de instrucción número 2, Ismael Moreno, les ha tomando declaración bajo la acusación de un delito de enaltecimiento de terrorismo, un delito que se castiga con la pena de prisión de uno a tres años y multa de doce a dieciocho meses.