El portavoz del PP en el Ayuntamiento, José Luis Martínez Almeida, respondiendo a los okupas de La Ingobernable
El portavoz del PP en el Ayuntamiento, José Luis Martínez Almeida, respondiendo a los okupas de La Ingobernable - MAYA BALANYA

El PP promete desalojar La Ingobernable para instalar en él un centro de salud y una biblioteca

El 11 de mayo, día en que se cumplen dos años desde la okupación del edificio del Paseo del Prado, el colectivo realizará una marcha protesta desde la plaza de Jacinto Benavente

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El edificio del Paseo del Prado, que albergó una de las sedes la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), y que desde hace dos años está okupado por el colectivo de La Ingobernable volverá a ser un centro de salud y una biblioteca si el PP alcanza la alcaldía de Madrid. Así lo ha anunciado esta mañana el candidato popular al Consistorio, José Luis Martínez-Almeida, que se ha comprometido a desalojar el inmueble «de inmediato». Frente a un grupo de okupas que han desplegado pancartas increpando al PP, Martínez-Almeida ha expresado que «no se puede permitir» que un edificio de titularidad pública sea «privatizado por unos pocos porque es de todos los madrileños».

La Ingobernable okupa un edificio entre las calles de Gobernador y el Paseo del Prado, que el Gobierno de Ana Botella había cedido a la Fundación Ambasz para que edificase en su lugar un museo dedicado al arquitecto argentino. Cuando el equipo de Manuela Carmena entró en el gobierno de la capital optó por recuperar el inmueble e indemnizó con 1,4 millones a Ambasz.

Para el candidato del PP «si no se quiere» un museo de un arquitecto «de renombre, como es Ambasz, entonces construirá un centro de salud y una biblioteca, que «hará un mejor uso del edificio» que el que hace el colectivo La Ingobernable. «Tenemos que tener tolerancia cero contra la okupación», ha recalcado Martínez-Almeida. «Desde luego lo que no va a seguir siendo el coto de unos pocos sino del uso y disfrute de todos los madrileños», ha advertido.

Cuestionado por los portavoces de los okupas sobre por qué otros gobiernos del PP legalizaron centros como Seco, en el distrito de Retiro, o Eskalera Karakola, en Embajadores, Martínez-Almeida ha asegurado que si el colectivo desea tener una interlocución, lo primero que deben de hacer es desalojar el edificio porque «se puede dialogar pero no desde la transgresión de la norma».

Por su parte, el portavoz de La Ingobernable, Álvaro Briales, ha asegurado a los periodistas que este centro social okupado ofrece un servicio cultural que «no cubren desde las instituciones», que «no son los okupas de nadie y no tienen ningún partido». Por ello, el próximo sábado 11 de mayo, cuando se cumplen dos años desde la okupación del inmueble, saldrán desde la plaza de Jacinto Benavente en una marcha reivindicativa.