Las terrazas repletas en los bares de la calle de Ponzano, en el distrito de Chamberí
Las terrazas repletas en los bares de la calle de Ponzano, en el distrito de Chamberí - GUILLERMO NAVARRO
Nueva ZPAE en Chamberí

Ponzano no se blindará contra el ruido hasta que se evalúe el impacto acústico en los bares

En septiembre empezaron las mediciones en los bares, paso previo para tramitar la ZPAE

MadridActualizado:

En el tramo de la calle de Ponzano comprendido entre Ríos Rosas y Santa Engracia, apenas quedan una decena de comercios tradicionales. Estas tres manzanas del distrito de Chamberí se han convertido en los últimos años en la zona gastronómica de moda en la capital. Las molestias que conlleva vivir sobre el incesante ruido que generan el trasiego del público de bar en bar, especialmente los fines de semana, llevó ayer al PSOE a reivindicar en el pleno del distrito, de nuevo, la implantación de una Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE), para reducir los decibelios. Pese a que PP y Ahora Madrid aseguraron que apoyan la medida, aunaron sus votos para lograr que la propuesta quedase sobre la mesa hasta obtener los resultados de las mediciones acústicas que se están realizando en la zona.

Mientras que desde Ciudadanos rechazaron sin cortapisas la proposición, en Ahora Madrid aseguraron que «si las mediciones acústicas son superiores a los límites establecidos, se apoyará la iniciativa». Sin embargo, hasta entonces, quedará en el aire.

«Somos los primeros en defender el derecho de los vecinos al descanso, pero eso no puede ser una excusa para manipular a los vecinos con promesas que solo son humo», afirmó el edil del PP Pedro Corral a ABC tras la votación. «El PSOE pretende hacer campaña electoral con esto, engañando a los vecinos. Por eso les vende una declaración de ZPAE sin estudios previos. Hay que ser responsables y rigurosos. La ZPAE es un instrumento con medidas muy estrictas, no puede aplicarse a la ligera sin esos estudios», zanjó.

El blindaje del barrio contra el ruido es una reclamación vecinal reiterada desde que comenzó el mandato. «Cuando estaba Jorge García Castaño al frente de la Junta del distrito se comprometió a ponerla en marcha, pero hasta este septiembre no han comenzado con las mediciones acústicas», indicó a este diario la vocal vecino del PSOE, Pilar Rodríguez. «No podemos permitir que la gente se vaya del barrio porque es insufrible, si deja de ser residencial y se turistifica, será la muerte del barrio», lamenta.

Una opinión similar es la que defienden desde la asociación de vecinos El Organillo: «Apoyamos la ZPAE como ya hicimos en Aurrerá y Gaztambide. La gastronomía de calidad no son bares abiertos hasta la madrugada», sostuvo a ABC el presidente de la asociación. Desde que comenzaron sus quejas, los empresarios de la zona se constituyeron como asociación para atajar las demandas de los residentes y favorecer la convivencia.

Reducción de denuncias

En estos dos años, según afirman desde la asociación de Hosteleros de Ponzano, el número de denuncias ha disminuido. Instalaron vestíbulos acústicos en la entrada de sus locales, para amortiguar la emisión de ruido. También contrataron a varios vigilantes privados para que evitar que la gente bebiera en la calle, disuadir a los lateros y reducir, por ende, la suciedad en la calle.

«La ZPAE limita las opciones de los hosteleros. No es justo», lamenta el presidente de la entidad, David Lorenzo. El compromiso de los 29 propietarios de locales que forman parte de asociación es el cumplimiento «a raja tabla de la normativa». «Pedimos que inspeccionen y castiguen a los que no cumplen, pero lo que no puede ser es que paguen justos por pecadores», insiste el empresario.

Sin embargo, desde la asociación de comerciantes y hosteleros de Chamberí consideran que la calle de Ponzano «va a morir del éxito» si continúa así. «Ponzano no da para más, es normal que se pida una regulación específica», indica su presidente Javier Martín. Los vecinos piden que se reivindique Chamberí como polo de atracción cultural y no solo por el turismo de bares.