ABC  El alijo fue de 3 kilos de kin, 3 de ketamina, 2 litros de amoníaco, 10 de etanol y 5 de ácido clorhídrico
ABC El alijo fue de 3 kilos de kin, 3 de ketamina, 2 litros de amoníaco, 10 de etanol y 5 de ácido clorhídrico

La Policía se incauta por primera vez de «kin», una droga que arrasa entre chinos

CARLOS HIDALGOMADRID. El Grupo XX de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de Madrid ha desarticulado un clan chino que se dedicaba a importar, «cocinar» y distribuir una extraña droga que

POR CARLOS HIDALGO. MADRID
Actualizado:

El Grupo XX de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de Madrid ha desarticulado un clan chino que se dedicaba a importar, «cocinar» y distribuir una extraña droga que se vendía en locales de ocio de esa comunidad asiática. Se trata de una mezcla de ketamina (un analgésico veterinario que se usa para tratar caballos) con etanol y amoníaco. Su apariencia es parecida a la de la coca, aunque sus efectos son alucinógenos. La banda, para hacer más atractivo el «producto», además, lo aderezaba con condimentos de gastronomía china.

Las investigaciones, en las que también ha colaborado el Grupo V de la Brigada de Extranjería y Documentación, se iniciaron el año pasado, a raíz de otra operación contra chinos y malayos por falsificación de tarjetas de crédito. Entonces, gracias a las escuchas telefónicas, los agentes se percataron de que se estaba distribuyendo esta droga, conocida como kin, en bares y discotecas de la comunidad china.

En España, rara vez se ha hallado este tipo de droga. La ketamina la traían líquida desde el gigante asiático en contenedores de barcos. Luego, en un chalé de Torrejón de la Calzada tenían instalada la «cocina», donde hacían la mezcla y la convertían en polvo. Lo siguiente era la distribución, siempre en el entorno chino, a un precio de 4.500 euros el medio kilo y de 15 las dosis de 5 gramos. Llegaban a dar salida a 4 kilos cada 20 días, indicaron fuentes de la investigación.

También distribuían el kin por toda España y una droga conocida como «Calvin Klein», que no es más que la mezcla de cocaína con ketamina, muy extendida por los Estados Unidos. Los acusados habían realizado viajes a Italia para dar salida a esta desconocida droga. Locales de zonas como Usera y la plaza de España, donde abundan los ciudadanos chinos, han sido objeto de la investigación, que continúa abierta.

El jueves de la semana pasada fueron detenidas seis personas en el mencionado chalé y en una vivienda de la calle de Antonio López (Usera). La operación se precipitó debido a que una de las partidas enviadas a Sevilla estaba en mal estado y había provocado vómitos a todos sus consumidores, según indagaron entonces los agentes del Grupo XX de la Udyco. Pero es que aún iba a ser peor, porque la Policía tuvo constancia de que en la «cocina» se quemó otra partida de 3 kilos de kin. El «químico» de la banda se puso en contacto con un compinche de su país que iba a llegar a España para intentar deshacer el entuerto. Pero la Policía, temerosa de que la partida saliera a la calle, intervino, antes de que los consumidores pudieran haberse intoxicado con, incluso, resultado de muerte. Tres de los seis arrestados en la operación están en prisión.