A la izquierda, Pilar Cardeñoso; a la derecha, su presunto asesino, Tomás J. R. - ABC / Vídeo: Detenido en Carabanchel el presunto asesino de Pilar, la mujer asesinada el pasado jueves en Madrid

La Policía cazó al asesino de Pilar en Carabanchel después de cuatro días de búsqueda

Tomás J. R. estaba en busca y captura desde que avisó a un amigo para ocultar el cuerpo

MADRIDActualizado:

Agentes de la Policía Nacional han detenido en el barrio de Carabanchel a Tomás J. R. el presunto asesino de Pilar Cardeñoso, cuyo cuerpo fue hallado durante la madrugada del viernes en su vivienda de Tetuán. El arresto termina con cuatro días de búsqueda incesante por parte de las Fuerzas de Seguridad, que habían llegado a instalar un amplio dispositivo en estaciones de tren y autobuses ante la sospecha de que el hombre hubiera abandonado Madrid.

El cuerpo de Pilar, que era cirujana en el Hospital de La Princesa, fue encontrado atado a una silla, y presentaba múltiples signos de violencia. El presunto asesino habría aprovechado que el hijo de ella (fruto de un matrimonio anterior) estaba de viaje con su padre para atarla y torturarla. El cadáver presentaba varias cuchilladas y fuertes golpes en la cabeza.

La voz de alarma la dio un amigo del sospechoso, después de que Tomás le llamara para pedirle auxilio. «He matado a Pilar, ayúdame», le dijo. Según Efe, el presunto homicida llegó incluso a mandarle fotografías del cadáver, pidiéndole que le ayudara a ocultar el cuerpo. El amigo llamó inmediatamente a los servicios de emergencia, y poco después se presentó la Policía Nacional en el edificio. Pilar, sin embargo, llevaba ya varias horas muerta, y Tomás había desaparecido.

Antecedentes

Con los datos aportados por el amigo del supuesto asesino, los agentes consultaron la base de datos y descubrieron que al hombre le constaba un antecedente policial por agredir a Pilar en plena calle. Sucedió en noviembre del año pasado, delante de una patrulla que presenció la agresión, pero la mujer, asustada, no quiso denunciar. Su nombre, sin embargo, fue incluido en la base de datos de Viogen, el sistema de seguimiento de víctimas de violencia de género. También el de Tomás, como agresor. Pilar se ha convertido, así, en la quinta mujer víctima de la violencia machista en lo que llevamos de año en Madrid; la número 40 en España. Ambos eran pareja desde hacía año y medio, y el hombre se había mudado a casa de ella dos semanas antes del asesinato. Vivían con el hijo de ocho años de la mujer.

Denunciado en Alicante

El mismo día del crimen, Tomás fue denunciado en Alicante por su exmujer, de la que se había separado en 2016. Estaba cansada de sus constantes amenazas que, asegura, llevaban produciéndose desde la separación. Mensajes como «Te voy a quitar lo que más quieres», en aparente alusión a sus dos hijos, cuya pensión el hombre llevaba tiempo sin pagar. De hecho, la exmujer quería solicitar la retirada de la patria potestad.

Cuando acudió a la Policía aquella mañana en Alicante, ella no sabía nada de lo sucedido en Madrid. Pero sobre Tomás pesaba ya una orden de busca y captura, así que los agentes no dudaron en ponerle protección oficial. El presunto asesino había maltratado, durante su relación, física y verbalmente a la mujer, que sin embargo no siempre lo había denunciado. De hecho, una de las veces que sí lo hizo no llegó a ratificar la acusación en la vista oral.

Tras su separación, Tomás, natural de Ibi (un municipio alicantino de 23.000 habitantes), se mudó a Madrid para buscar trabajo. Actualmente era operario de grúas. En la capital conoció a Pilar, que era cirujana del aparato digestivo en el Hospital de La Princesa, y ambos comenzaron una relación. El pasado viernes, sin embargo, todo terminó de forma abrupta, entre gritos de «no me pegues más» que despertaron a los vecinos. Todavía no dan crédito a lo ocurrido.