El oso moroso de los sindicatos, con Alberto Ruiz Gallardón y Álvarez del Manzano
El oso moroso de los sindicatos, con Alberto Ruiz Gallardón y Álvarez del Manzano

La Policía amenaza a Carmena con recuperar el oso moroso, la pesadilla de los alcaldes

Los sindicatos afirman que materializarán la propuesta si el Ayuntamiento no les ofrece un convenio justo

MADRIDActualizado:

Los sindicatos policiales CPPM y CSIT-UP han amenazado al Ayuntamiento, a la alcaldesa Manuela Carmena y al delegado de Seguridad Javier Barbero con recuperar el oso moroso. El animal fue famoso en la década de los noventa por seguir al exalcalde Álvarez del Manzano, como si se tratase de un cobrador del frac. Los sindicatos descontentos con la gestión del mandatario decidieron contratar a una persona en paro disfrazada que lo siguiera con el siguiente lema: «Alcalde, cumpla con sus trabajadores». La irónica forma de protestar y manifestarse contra su política no hizo ninguna gracia al edil: «Cada uno hace el ridículo como quiere».

Dos décadas después los sindicatos plantean sacar de nuevo a la calle la icónica figura, que pasaría a formar parte de sus reivindicaciones para intentar conseguir un convenio justo. «No es una idea, es un hecho que nos hemos planteado si la propuesta que nos presentan no cambia», afirma José Francisco Horcajo, portavoz de CSIT-UP. Los agentes, que rechazaron el preacuerdo del Ayuntamiento por un 85% de los votos, se muestran dispuestos a sacar la figura a la calle «sí o sí» si el Ayuntamiento no hace caso a sus peticiones y se mantiene en la idea de negociar el mismo convenio que ya rechazaron. «Depende de ellos que lo quitemos o no. A ver si con estas cosas nos toman en serio», continúa Horcajo.

Cartel enviado por los sindicatos policiales
Cartel enviado por los sindicatos policiales

Álvarez del Manzano no fue el único que sufrió la presión sindical. Cuando Esperanza Aguirre fue presidenta de la Comunidad, los abogados del turno de oficio decidieron que el curioso hombre disfrazado la siguiese durante los actos de campaña electoral para que recordase los 30 millones de euros que adeudaba con ellos.