La fachada de la parroquia de San José, tapada con el controvertido cartel, anoche
La fachada de la parroquia de San José, tapada con el controvertido cartel, anoche - ISABEL PERMUY

Polémico anuncio en una iglesia del centro de Madrid: «La peste está aquí»

El cartel, que publicita una serie de TV, dejará 50.000 euros en las arcas de la parroquia

MADRIDActualizado:

«Ciudadanos de Madrid, la peste está aquí». Con este provocador mensaje, la plataforma Movistar+ ha tomado la fachada de la emblemática iglesia de San José, en el número 43 de la calle de Alcalá, para anunciar el inminente estreno de su nueva superproducción bautizada «La peste». Sobre fondo negro y con una enorme calavera en la parte central, la lona publicitaria fue colocada el pasado martes, dentro de la actuación que mantiene el Arzobispado de Madrid para sufragar la primera fase de reformas desarrollada en el interior de la parroquia.

Fuentes del Arzobispado madrileño confirmaron ayer a este periódico la necesidad de acometer los trabajos de restauración en la cúpula, seriamente dañada por un antiguo incendio y el impacto de dos obuses durante la Guerra Civil. «La obra inicial era relativamente urgente, por lo que la única solución pasaba por recurrir a la publicidad», incidieron las mismas fuentes, con la lógica sorpresa ante el contenido del letrero.

Lo cierto es que una agencia es la encargada de gestionar los reclamos, tras la firma de un contrato en el que se incluyen una serie de garantías para evitar temáticas –por ejemplo, anuncios de ropa interior– que pudieran dañar la imagen del templo. Dado el emplazamiento y la gran envergadura del cartel, su colocación podría reportar a las arcas de la iglesia 50.000 euros al mes.

Desde la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid explican que la lona no debe exceder del cuarenta por ciento de la totalidad del paramento (fachada), y recuerdan que es el Ayuntamiento el encargado de regular la publicidad exterior en la capital.

En abril del pasado año, el Gobierno de Ahora de Madrid sometió a consulta pública la actual ordenanza con el objetivo de limitar, entre otras cuestiones, los horarios y la incidencia lumínica de las pantallas digitales o la ubicación de las lonas, principalmente en áreas no peatonales. Sin embargo, la reforma de la normativa no incluía la vigilancia del contenido, ya que, en palabras del delegado del área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, la responsabilidad recae en la Policía Municipal, en el caso de que estos anuncios atenten contra los derechos de las personas.

Asentada donde antes se erigía el antiguo convento de San Hermenegildo, la iglesia de San José representa un intangible valor artístico y patrimonialadrid. Para acceder a la cúpula, cuya rehabilitación dio comienzo durante los meses de verano, ha sido necesario instalar varios andamios de hasta 27 metros de altura.

Al levantar el faldón de la cubierta, los operarios hallaron boquetes de más de medio metro de diámetro, correspondientes a dos bombas de la Guerra Civil que no llegaron a explotar. «Atravesaron la cúpula. Es más, el impacto produjo unos movimientos que dieron lugar a grietas, y cayeron en el altar mayor», relató entonces la directora general de Patrimonio, Paloma Sobrini. La suerte quiso que la parroquia no quedara completamente destruida. La reforma permitirá ahora redescubrir algunas de las obras de arte que hay en su interior.