El monumento a Diana Quer; junto a él, su padre, Juan Carlos Quer, y la alcaldesa de Pozuelo
El monumento a Diana Quer; junto a él, su padre, Juan Carlos Quer, y la alcaldesa de Pozuelo

Una plaza y una escultura recuerdan a Diana Quer en Pozuelo, donde vivió

Su padre extiende el homenaje a todas las víctimas inocentes, y pide luchar «por una sociedad más justa, más segura y más solidaria para nuestros hijos»

MADRIDActualizado:

Una plaza con su nombre y una escultura recuerdan desde este miércoles en Pozuelo de Alarcón a la que fuera su vecina, Diana Quer, asesinada en agosto de 2016 en la Pobra do Caramiñal, donde pasaba sus vacaciones. El padre de la joven, Juan Carlos Quer, ha destacado que este acto era «un día de homenaje no sólo a Diana, sino a todas las víctimas inocentes asesinadas».

La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, acompañó en el acto a los padres de Diana y a otros familiares que también participaron, junto con amigos, vecinos, y representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de la Fundación ANAR, de QSD Global y Asociación Clara Campoamor, entre otros. Durante el acto, que ha comenzado con las emotivas palabras del párroco de la Iglesia Santa María de Caná, Jesús Higueras, la primer edil también ha tenido palabras de cariño para Diana y sus familiares. «Queremos con este acto que sepáis que, para nosotros, que para Pozuelo, Diana vivirá siempre en nuestros corazones y en nuestra memoria».

La ceremonia ha alcanzado su momento más vibrante en las palabras del padre de Diana, Juan Carlos Quer. «Perder una hija con tan solo 18 años de este modo tan trágico es ya una pena perpetua que acompañará a nuestra familia el resto de nuestra vida. Pero hasta de esta terrible tragedia se puede sacar algo positivo, y ese fue el mensaje que nos trasmitió Diana: luchar por una sociedad más justa, más segura y más solidaria para nuestros hijos. Ese es el legado de Diana. Ese sería su deseo».

La escultura en memoria de Diana Quer ha sido creada por el escultor Julio Mendoza. Este reconocimiento se suma a otros que el Ayuntamiento ha dedicado recientemente a otros vecinos: una glorieta y un parque infantil en la zona de Monteclaro llevan el nombre de la vecina y cooperante Lorena Enebral, asesinada en Afganistán.