Pepu Hernández, candidato del PSOE para el Ayuntamiento de Madrid
Pepu Hernández, candidato del PSOE para el Ayuntamiento de Madrid - IGNACIO GIL
ENTREVISTA

Pepu Hernández: «Estamos muy alejados del PP, pero podríamos llegar a acuerdos puntuales»

El candidato del PSOE a la alcadía de Madrid no pone «barreras» para pactar, pero cree que la entrada de Vox sería «nefasta»

MADRIDActualizado:

Tras encumbrar a los hermanos Gasol en el Mundial de Baloncesto de Japón de 2006, Pepu Hernández(Madrid, 1958) ha dejado la cancha de baloncesto para saltar al terreno de juego político como titular del PSOE al Ayuntamiento de Madrid. El fichaje se fraguó tras una persuasiva conversación con Pedro Sánchez en La Moncloa el pasado enero. Padre de tres hijas y vecino de Canillejas, Pepu cree que puede «aportar los valores del deporte a la política». Tiene «cada vez más claro» que no entrar en el gobierno de Manuela Carmena «fue un error», pero se muestra dispuesto a «no poner barreras» y establecer pactos con todas las fuerzas políticas, salvo con Vox, cuya entrada en un futuro gobierno considera que sería «nefasta».

¿Qué le empujó a aceptar la propuesta de Sánchez?

Siempre he estado en contacto con la política, igual porque quise ser periodista. Cuando dí el paso, la política estaba siendo denostada, sin credibilidad. He querido prestar un poquito de apoyo y aportar valores del mundo del deporte. Para mí, el servicio público significa mucho. Creo que es mucho más potente presentarse con la fuerza de un partido como el PSOE que ya sabe lo que es gestionar que con una plataforma o uniones que no se concretan en nada y generan conflicto en la gestión, como se ha demostrado.

Durante el debate con los candidatos a las primarias se le vio pegado al guión, ¿le dio vértigo?

No. No da miedo. En ese caso es porque no entendía la situación.

¿Por qué?

Porque no soy un profesional. No entiendo lo que son las primarias y no entendía por qué tenía que estar debatiendo con gente de mi propio partido. Lo digo tan claro como lo siento: me sentí incómodo. No respondí a algunas preguntas que se me hicieron. Es cierto que me limité a exponer lo que pensaba en ese momento y nada más. Afortunadamente, todo salió muy bien, porque el apoyo que recibí del partido fue extraordinario.

Antes de entrar en política, ¿qué pensaba que era lo que urge mejorar?

Siempre he pensado que Madrid es una ciudad desorganizada, con problemas de contaminación, movilidad, recursos que no están bien distribuidos... Y esa imagen que tenía la he reforzado.

¿Cree que el gobierno del cambio, Ahora Madrid, no ha logrado cambiar precisamente eso?

Ha sido un mandato desaprovechado en muchas cuestiones. Se planteó una cierta ilusión al decir que iban a tratar de revertir esas desigualdades, pero no se ha conseguido. Se ha perdido mucho tiempo. ¿Por qué? No había un acuerdo fácil de desarrollar al estar en una plataforma así. Nosotros aquello que proponemos es porque se va a hacer y no tenemos que estar discutiéndolo entre nosotros.

También ha habido diferencias entre su grupo municipal...

No conozco bien la historia, pero también hemos servido de apoyo a las decisiones de Ahora Madrid, porque se han basado en el programa del PSOE. Y el PSOE se ha llevado muchos varapalos de las cosas sobre las que no ha tenido la responsabilidad.

¿Fue un error que el PSOE no entrase en el gobierno?

Sí. Cada vez estoy más convencido de ello. Y la gente que está ahora en el PSOE también. Creo que tenía que haber entrado en el gobierno porque tendría una acción más directa sobre las cosas y no solo el apoyo puntual.

¿Podemos dar por hecho que el PSOE entrará en un posible gobierno de Carmena?

O al revés, también podría ser, ¿no? [risas] No sé qué dicen las encuestas. No me preocupa mucho. En la política se pueden transformar cosas si eres parte del gobierno, desde la oposición puedes mejorar o discutir cosas, pero es más complicado.

«Ha sido un mandato desaprovechado porque no había un acuerdo dentro de la propia plataforma. También creo que fue un error no entrar en en el gobierno»

Entrará en el gobierno de Carmena, por tanto...

[risas] Nos gustaría que nos apoyaran cuando nosotros tengamos que hacer el gobierno. Y, lógicamente, la sociedad está pidiendo que lleguemos a acuerdos con otros grupos.

Si no cierra la puerta a ningún partido, ¿sería posible imaginar un equipo de gobierno PP-PSOE?

No me hago esos planteamientos ahora. Ya hay suficientes barreras en Madrid como para que nosotros vengamos a poner más. Sabemos que tenemos que llegar a acuerdos con distintos partidos, que se nos pide que nos pongamos de acuerdo.

Si el PP y Cs necesitasen de Vox para formar gobierno, ¿podría el PSOE ofrecerse para evitar que Vox entrase en ese gobierno?

Es una posibilidad. La entrada de Vox sería nefasta para Madrid.

¿Cierran la puerta a Vox?

No sólo. También tengo otra barrera, aunque no sea infranqueable: 26 años de determinadas políticas del PP que han endeudado Madrid no me han gustado nada. También se han hecho cosas positivas, como en todos los mandatos. Estaríamos muy alejados del PP y de otras opciones en ese sentido, pero no estoy poniendo barreras. No creo que debamos de repetir esas políticas que han estado durante tantos años, pero a partir de ahí, podríamos llegar a acuerdos puntuales. Todo el mundo debe tenerlos y fomentarlos.

¿A cuántos concejales aspiran?

9 son muy pocos. Ojalá podamos empezar a hablar de 15 o 16 concejales.

Si lo logran, ¿qué haría con Madrid Central: ampliarlo o mantenerlo?

Es una buena opción de salida, pero es mejorable. El tráfico es el problema más importante para luchar contra la contaminación, pero no es el único: también necesitamos una descarbonización de 400 calderas, que muchas están en Madrid Central. También creo que se debe actuar en otros distritos.

¿Eso es ampliar Madrid Central?

No, sino actuar en determinados puntos que no están en el centro, como la Plaza Elíptica, que también son puntos de alta contaminación.

«Madrid Central es mejorable. El tráfico es un problema, pero no el único: hay que descarbonizar las calderas»

¿Cómo solucionaría el conflicto de intereses de la A-5? Muchos socialistas se rebelaron contra la medida.

Es muy importante que exista una muy buena relación con la Comunidad y tener en cuenta que ciudadanos de Madrid somos todos: los que vivimos, los que nos visitan y los que trabajan aquí, por eso creo que no debemos presentar más barreras. La medida de la A-5 tendría que haber sido acompañada de otras medidas complementarias como la mejora del transporte público, un carril de ocupación...

¿Y el soterramiento?

PP y Cs plantean esa medida como si fuera muy barata. Y es mucho más caro que los 180 millones. Nosotros no lo descartamos, pero sí que hay que ser cuidadosos al medir el impacto.

¿Cómo solucionaría la escasez de vivienda que infla el precio?

A la operación Chamartín y Campamento yo las llamaría “oportunidad Chamartín”. Pueden servir para tratar de solucionar problemas como el de la vivienda. No es lo mismo tener un 20% de vivienda protegida que un 50% si se puede llegar. No hacer nada no es una opción; retrasarlo mucho no es una buena opción y cuanto antes se pueda hacer, mejor.

¿Cómo ve la fractura de la izquierda?

Es preocupante. No la he entendido nunca. Debe de haber cosas que parecen irreconciliables por teorías políticas que no comparto. No soy dogmático. Creo que esa atomización de la izquierda impide que se lleven a cabo asuntos que la ciudadanía demanda. Algunos están poniendo barreras.