El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque
El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque - ABC

Pedro Duque pide imágenes del meteorito que cruzó Madrid para intentar localizar sus restos

El servicio de Emergencias 112 recibió ocho llamadas en apenas dos minutos alertando del fenómeno

MADRIDActualizado:

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el propio ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, han pedido colaboración ciudadana para conseguir imágenes del meteoritoque fue avistado ayer en el cielo de Madrid a las 12.23 horas. El servicio de Emergencias 112 recibió en cuestión de 2 minutos hasta ocho llamadas que alertaban del paso del bólido. En las llamadas, procedentes de Getafe, cinco de Alcalá de Henares (cinco) y dos del kilómetro 47 de la A-2, en Guadalajara, se describía un meteorito «con cola de fuego» y «muy brillante».

«Una vez vi uno de estos también desde Madrid y a plena luz del día - ¡fue un espectáculo impresionante! Si alguien lo ha grabado podemos intentar localizar el objeto», ha pedido Duque a través de las redes sociales. El ministro se hizo eco del mensaje lanzado por el CSIC: «Un gran #bólido meteórico ha sido avistado hoy sobre Madrid (12:10 hora local). Desde la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos (#RedSPMN) piden colaboración. Cualquier imagen o grabación es de mucha utilidad», publicaba el organismo público.

Fuentes del complejo astronómico de La Hita, en La Puebla de Almoradiel (Toledo), han confirmado a Efe que también han recibido avisos de ciudadanos que colaboran con esta institución en los que se informa del avistamiento de una bola de fuego diurna. Sin embargo, estas fuentes han precisado que las cámaras del complejo astronómico no han podido captar las imágenes de esta bola de fuego, ya que solo registran de noche y no capturan imágenes diurnas.

De hecho, esta misma madrugada, el complejo de La Hita ha detectado una gran bola de fuego -generada por una roca procedente de un cometa- que ha sobrevolado el sur del país y ha caído al mar Mediterráneo frente a las costas de Murcia. La velocidad de la roca rondaba los 65.000 kilómetros por hora, lo que lugar a que ésta se volviese incandescente y que se generó un espectacular fenómeno luminoso. El evento se ha iniciado sobre la provincia de Almería, a unos 89 kilómetros de altitud, y desde allí ha avanzado en dirección noreste, hasta finalizar a unos 31 kilómetros de distancia sobre el mar Mediterráneo, frente a las costas de Murcia.