Cartas a la alcaldesa

Patín votante

El patín ya va siendo una fiesta en sí mismo, porque es la musa de la ciudad, el juguete de auge del afán municipal

Ángel Antonio Herrera
MADRIDActualizado:

El domingo es la fiesta del voto, y es el guateque del patín. El patín ya va siendo una fiesta en sí mismo, porque es la musa de la ciudad, el juguete de auge del afán municipal, alcaldesa. Usted le ha ido dando mucho padrón y mucho itinerario al patín, y el patín va creciendo por ahí, entre el desamparo del peatonaje y la prudencia del autobús. Porque el patín ha pillado monarquía, y lo mismo enfila el carril bici, donde tiene su sitio, que cumple una olimpiada de zigzag por la acera, entre dos japonesas que se hacen selfies y un ejecutivo que va a los Juzgados.

El domingo es, en general, el día del patín, que es artesanía festiva, pero el domingo inminente es fiesta doble, porque una empresa está promoviendo el alquiler gratis de patín, para quien vaya a votar. La fiesta de papeletas de la democracia, alcaldesa, se nos dobla así de fiesta de picnic de patines, con lo que ya tenemos un spot ideal del patín, un spot en vivo de la gente yendo a la urna en patín, como críos de la mayoría de edad.

Al patín no le hacía falta un alto día de promoción, porque el patín ya lo pone usted de promoción todos los días, alcaldesa, pero sí quiere pillar un domingo histórico para echar a andar aún más de lo que anda. Dice la empresa de la iniciativa que ir a votar en patín es una alternativa limpia y sostenible, y llevan razón, sólo que lo más sostenible es ir a pie, como un paseante solitario. Uno no tiene nada en contra del patín, siempre que respete sus propios mapas, y tampoco nada contra una empresa que lo pone gratis, para el domingo, pero en la iniciativa, tan lúdica, tan soleada, aprecio un anuncio de publicidad del artefacto, en general, y de la empresa que lo aúpa, en particular.

Es inevitable, por otra parte, pero es así. El peatonaje que cuelga en esta sección algún ruego, o alguna queja o sugerencia, insiste mucho en la indefensión del que camina, frente al que va sobre las alas del patín o patinete. Ahora, el domingo, el patín sale de juerga, porque va a votar el usuario. En romería. Y de gratis, que dicen los castizos.

Ángel Antonio HerreraÁngel Antonio HerreraArticulista de OpiniónÁngel Antonio Herrera