La icónica escultura de «la dama del Manzanares», ubicada en el Parque Lineal
La icónica escultura de «la dama del Manzanares», ubicada en el Parque Lineal - ÁNGEL DE ANTONIO

Un pasillo verde unirá Madrid Río con el Parque Lineal del Manzanares

La nueva senda peatonal coserá la distancia de 1,17 kilómetros que separa la presa 9 con el también llamado Parque Bofill y que hasta ahora sólo estaban conectados por dos pasarelas

MadridActualizado:

Una senda peatonal conectará la «Dama del Manzanares», la escultura de bronce de 13 metros de altura y 8 toneladas que se erige sobre La Atalaya, con el Vicente Calderón, el que pasará a ser el antiguo estadio del Atlético de Madrid la próxima temporada. El Ayuntamiento de la capital comenzará este mes de junio la redacción del proyecto de construcción de una travesía que logrará enlazar dos grandes ejes verdes de la capital: el Parque Lineal del Manzanares y Madrid Río.

Los trabajos de redacción del proyecto, informes técnicos y desarrollo de la vía se dilatarán durante cuatro meses. El objetivo es que la licitación de las obras para construir este sendero comience a partir del otoño. El presupuesto destinado para el diseño del plan de actuación asciende a 66.173,69 euros, impuestos incluidos, tal y como consta en el expediente de contratación abierto por el Área de Medio Ambiente y Movilidad.

En el ajustado espacio que deja la ciudad al Manzanares, se despliega el parque de Madrid Río, desde donde se puede acceder al Palacio Real, la Catedral de la Almudena, el Campo del Moro, el Parque del Oeste o a la Casa de Campo, entre otros puntos turísticos clave. A partir de octubre, este eje de 7 kilómetros formará parte de una gran red verde tras conectarse con el Parque Lineal del Manzanares. La nueva senda coserá la distancia de 1,17 kilómetros que separa la presa 9 de Madrid Río con el también llamado Parque Bofill y que hasta ahora sólo estaban conectados por dos pasarelas.

El Parque Lineal, que discurre por la cuenca baja del río Manzanares, atraviesa tres municipios de la Comunidad: Madrid, Getafe y Rivas Vaciamadrid. Por su enorme extensión, ha sido dividido en zonas, con diferentes características según el grado de intervención de los municipios a los que pertenece cada área.

Las 97,3 hectáreas que discurren por el término municipal de Madrid son la parte del Parque Lineal que más regenerada se encuentra en la actualidad. El proyecto, obra del estudio de arquitectos de Ricardo Bofill -de ahí su otra denominación popular-, se culminó en 2003. Sus colinas se alzan sobre lo que fue un vertedero colmado de escombros. Desde sus miradores se puede contemplar la Caja Mágica, aunque este recinto donde se disputa el Open de tenis todavía no está conectado con el parque.

El segundo tramo también se encuentra bajo la jurisdicción Ayuntamiento de Madrid. A diferencia de la parte anterior, sus 261,5 hectáreas de superficie presentan un mayor estado de degradación paisajística y medioambiental. En esta área, que se extiende desde el nudo sur de la M-40 hasta el límite del municipio madrileño con Perales del Río, en Getafe, se sitúan importantes restos arqueológicos. En la zona que comprende la denominada «capital del sur» también se encuentran los restos de la necrópolis visigótica, la villa románica, las diferentes esclusas del canal del Manzanares y las zonas de protección animal.

Conexión con Getafe

En el tercer y último de sus tramos, cuando ya adquiere la denominación de Parque Regional del Sureste, el Manzanares muere en aguas del Jarama, a la altura de Rivas Vaciamadrid. Por esta zona aún se pueden observar algunos vestigios de la Guerra Civil, puesto que fue escenario de la Batalla del Jarama y aún se conservan algunas trincheras.

El objetivo del equipo de Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid), según se acordó en noviembre de 2015 con la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández (PSOE), es adecuar las márgenes del río Manzanares a los senderistas y ciclistas con el fin de que se pueda enlazar el Parque Lineal del Manzanares en su tramo madrileño y getafense con el carril bici de San Martín de la Vega. La regidora de Madrid aseguró entonces que «es importante unirse para dar tanto a Madrid como a Getafe una dimensión que puede ser la prolongación del Madrid Río entrando en ese maravilloso parque que atraviesa Getafe».

La idea es convertir estos dos tramos del Parque Lineal en un espacio al estilo de Madrid Río. Precisamente, este proyecto, llevado a cabo entre los años 2006 y 2011, en tiempos del alcalde Alberto Ruiz-Gallardón (PP), ganó el Premio Verónica Rudge Green de la Universidad de Harvard «por su diseño e impacto social y cultural en la transformación del río».

Madrid Río destaca, además, por la cantidad de especies vegetales que alberga: según los datos de la Dirección General de Estadística del Ayuntamiento de Madrid, tiene más árboles que Central Park, en Nueva York.