Calle de San Pol de MarJOSE RAMÓN LADRA
M-30

Prohibido circular a más de 70 km/h entre San Pol y el Puente de los Franceses

La reducción de 20 kilómetros desde hoy en este tramo se realiza para eliminar el nivel de ruido

MADRIDActualizado:

Hoy entra en vigor la reducción de la velocidad máxima de 90 a 70 kilómetros por hora en el tramo de la M-30 comprendido entre los kilómetros 19 y 21 (entre la calle de San Pol de Mar y el puente de los Franceses), en los carriles de la calzada más próxima a las viviendas (en sentido norte), hasta la M-500.

El Ayuntamiento de la capital, dirigido por Manuela Carmena (Ahora Madrid), ha decidido rebajar el límite de velocidad en ese tramo de forma provisional, para medir el descenso de ruido que se alcanzaría con esta medida. Los paneles informativos de la vía de circunvalación avisan de la limitación a 70 kilómetros por hora y será multado quien lo rebase. Además, la próxima semana, entre el 10 y el 17 de mayo se ampliará la medida al otro carril (sentido sur).

El Consistorio, según explicó el 21 de abril la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, que se iniciaba un periodo de pruebas dividido en tres fases para elaborar un estudio que permita tomar medidas contra la contaminación acústica en la zona.

Multas al infractor

Los trabajos incluyen un estudio para probar el uso de asfalto que permita la absorción del ruido y la contaminación. A partir del martes 10 se realizarán pruebas con medición de ruido y se señalizará también el tope de velocidad de 70 kilómetros por hora en el sentido sur del tramo.

Las pruebas concluirán el día 17 y en ese momento se analizarán los datos para adoptar una solución definitiva. En caso de que se produjera una reducción significativa, se adoptaría con carácter permanente, aunque solo en ese tramo, que se sumaría a la limitación a 70 Km/h que existe en los túneles de la M-30.

Con independencia de esas medidas puntuales, el protocolo municipal para días de alta contaminación establece reducir la velocidad a 70 kilómetros por hora en toda la autovía cuando se disparan los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2). El mes de febrero pasado, la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental emitió un informe sobre el impacto acústico en esta zona.

Esta prueba piloto, ejecutada en condiciones normales de circulación, permitirá cuantificar la posible disminución de ruido ambiente y comprobar las incidencias circulatorias y su efecto sobre el entorno que pudiera suponer la rebaja de la limitación de la velocidad.