Interior de la parroquia de la Santísima Trinidad
Interior de la parroquia de la Santísima Trinidad - ERNESTO AGUDO

Parroquia de la Santísima Trinidad: una comunidad de comunidades

El templo celebra este fin de semana sus fiestas, que cuentan con 12.000 fieles

MadridActualizado:

Todavía está colgada, a la puerta de la parroquia, la pancarta que dice «Javi, Satri te quiere. Amaos los unos a los otros como yo os he amado». Javi es Francisco Javier Jiménez y se acaba de ordenar sacerdote. Estrena su ministerio en esta parroquia en donde ejerció de diácono. Satri no es una bella joven, es la comunidad, es decir, los fieles de la Santísima Trinidad, que es la Satri en el barrio. Porque esta parroquia es una comunidad de comunidades, una concepción eclesiológica de tiempo atrás. Por cierto, influida o condicionada, entre otras razones, por la configuración del espacio del templo, comprensión de la identidad parroquial. Un templo circular, con el altar en medio, protegido por un cielo de hierros blancos que se cruzan y entrecruzan como si fuera un estrato superior de la personalidad. Cuatrocientas personas sentadas, en torno al altar, que es Cristo, todas cercanas, impresión de comunidad. Como me aclara el siempre agradable Ángel Luis Caballero, párroco de esta comunidad, el templo era solo la base, la cripta, de otro mayor que se iba a levantar sobre estos pilares, y que se quedó sin construir. Un proyecto para la historia que aún hoy visitan los estudiantes de arquitectura. Por cierto, al párroco le ayudan el vicario parroquial Felipe Manuel Nieto y también las Franciscanas del Espíritu Santo de Montpellier, muy activas e implicadas en la dinámica eclesial.

Y como el párroco quiere facilitar la labor de este notario, además de la conversación preceptiva me entrega unos muy útiles folios con datos de la parroquia. No en vano, entre los proyectos más inmediatos está constituir el grupo de comunicación, para que esta comunidad de comunidades tenga todavía más presencia y visibilidad en el barrio. La comunicación hoy es, además de «Satri informa», una página web y movimiento en redes sociales. Comunidades de adultos, que antes eran, y son, comunidades de base, están, entre otras, la de Pentecostés, En camino, Caná, Montpellier, Betania y Agua vida. Y de jóvenes, Merece la pena, Ave Fénix, iluz y Anawin, con sus miembros, sus oraciones, su experiencias compartidas, incluso, con comunidad de bienes.

La primera piedra, en 1957

Erigida el 28 de octubre de 1956, la primera piedra fue colocada en 1957 por el entonces obispo auxiliar monseñor José María García Lahiguera. Su primer párroco, Lorenzo Solano Tendero. El 26 de febrero 1984 se inaugura el actual templo. En 1987 se edificó el edificio de las viviendas de los sacerdotes (que llaman Del Espíritu Santo) y en 2002 el edificio de las salas de pastoral y viviendas de Cáritas (éste se denomina Del Hijo). Espacio y tiempo de referencias en los barrios de la Concepción y san Pascual (calle Martínez Villegas, 8), una mixtura de sociologías todas ellas muy madrileñas, doce mil fieles en perspectiva de anuncio. Se puede comprobar este fin de semana en las fiestas de la parroquia. Por cierto, que en la historia, marcaron tendencia Luis Narganes Seco, que tuvo como vicario parroquial a Ignacio Jordán Donlo, hasta que en el 2004 tomo posesión el tercer párroco Luis Fernando Niño del Portillo, que tuvo como vicario parroquial a partir del 2006 a Dionisio San José Fernández. Épocas hubo en las que la droga arrasó el barrio. Y ahí estuvo la parroquia siempre, en lucha.

Seis grupos de Junior Satri, doce grupos de iniciación cristiana de niños, siete equipos de pastoral (salud, liturgia, encuentros de novios, prebautismales, sensibilización, limpieza, mantenimiento, revista parroquial, etc.), la Escuela de monaguillos, el Coro parroquial Satri, el Equipo de Cáritas con sus diversos proyectos (acogida, seguimiento familias, ayuda búsqueda de empleo, viviendas de inserción social, alimentos, apoyo escolar, ayuda contra el maltrato, etc) y dos talleres catequéticos y de misión: el Taller de eucaristía y el Taller de Robótica nos dan una idea de la vitalidad de esta Iglesia. También la Escuela de acercamiento a la Biblia. Más números: 42 catequistas y animadores en la catequesis y pastoral de jóvenes, más otros 57 agentes en el resto de áreas pastorales. Ah, y el campamento de niños Satri, que comenzó en 1977 en Oteruelo del Valle, las Peregrinaciones y Campos de Trabajo de Jóvenes, y los recientes dos campamentos urbanos junto con Cáritas de la Vicaría. Vida para que tengan vida.