Parroquia de san Vicente Ferrer
Parroquia de san Vicente Ferrer - Guillermo Navarro

Parroquia de san Vicente Ferrer: a los pies de Nuestra Señora de Madrid

La talla fue rescatada de una mancebía de Sol, según la leyenda, por los hermanos obregones

MADRIDActualizado:

Estamos ante la ignota imagen de Nuestra Señora de Madrid, que se venera en la parroquia de san Vicente Ferrer, en la calle Ibiza, 43, bis. Un templo propiedad de la Comunidad de Madrid, otrora capilla mayor del Hospital Gregorio Marañón, arquitectura de la escuela de Fisac. La historia de la imagen de Nuestra Señora de Madrid, del siglo XVI, adornada con pliegues naturales que se suman a los de una talla vestida en el Madrid de la calle Mayor y Arenal, es casticismo puro, el callejón de la Duda, que es mucho callejón y poca duda, la Mancebía de Las Soleras, y Bernardino de Obregón, los obregones, los hermanos mínimos enfermeros pobres, que dieron nombre al famoso hospital. Es decir, que la imagen de la Nuestra Señora de Madrid, robada de una antigua ermita, según cuenta la leyenda que no alcanza a ser del todo historia, fue puesta en el balcón de la citada mancebía. Y los conocidos hermanos obregones, que por allí pedían limosna marcando territorio de servicio a los pobres, avisaron a Fray Bernardino de Obregón, fundador y todo, para que rescatara a la citada imagen. Una vez que comprobó se trataba de Nuestra Señora, la adquirió a módico precio y la colocó en la capilla del Hospital hoy, por cierto, Museo de Arte Reina Sofía, con o sin capilla.

El párroco de san Vicente Ferrer es José Luis Marín Pérez
El párroco de san Vicente Ferrer es José Luis Marín Pérez - Guillermo Navarro

Cuando pasados los sesenta se construye la ciudad sanitaria Francisco Franco, el sacerdote José Castillo Escudero puede trasladar la imagen a la capilla mayor del nuevo hospital. Ahí está, y ahí estamos, junto a la imagen de un crucificado de Ferreira. Y también el Pantócrator, que preside imponente el templo en una especie de mirada de juicio misericordiosa que abraza hasta el último banco. La parroquia antes de la actual ubicación tenía su sede en la capilla del Hospital de Niño Jesús hasta que llegó de párroco, después de don José Aragonés, don José Luis Montes Toyos, que no en vano es cántabro y amigo del entonces presidente don Joaquín Leguina, quien facilitó el trasalado a un lugar más céntrico de esa geografía eclesial y urbana.

¿Y dónde queda san Vicente Ferrer, que ahora está de Jubileo en Valencia? Pues en un zócalo lateral, como si pidiera permiso para dar nombre con motivo de uno de sus centenarios. Lo que Dios ha unido, que no lo separe la historia. San Vicente Ferrer, quien por cierto fue santo taumaturgo, filósofo, y canonista, y seguidor de un Papa equivocado cuando en la cristiandad había dos Papas. Es decir, que san Vicente Ferrer, en pleno cisma de occidente, se fue con la obediencia de los de Avignon, aunque el cisma le costara la salud y la vida.

Talla de Nuestra Señora de Madrid
Talla de Nuestra Señora de Madrid- Guillermo Navarro

Hoy el párroco de san Vicente Ferrer es José Luis Marín Pérez y cuenta con Germán Martínez como sacerdote adscrito a la parroquia. Don José Luis Marín insiste en que la clave de esta comunidad son las puertas abiertas. Las del templo y las del despacho. No en vano son muchas las horas que pasa en el despacho escuchando a los fieles, conversando, acogiendo y perdonando. Horas de conversación y confesión sincera. Acogedora es la Cáritas de la parroquia que, pese a estar en un barrio de más que media clase, atiende a no pocas familias en sus necesidades básicas. Cáritas es aquí el mejor termómetro del progreso, y del regreso, de la sociedad española. La parroquia cuenta con un ropero notable que ofrece no poco de lo recibido a centros de distribución en el barrio de Vallecas, solidaridad se llama, comunión de bienes. También es característica de esta parroquia la atención a los enfermos. La parroquia está ubicada en una zona y ciudad hospitalaria, con el complejo del Gregorio Marañón a un lado y a otro, y a sus espaldas, y los centros de los Hermanos de san Juan de Dios, de las Hermanitas de los pobres y de las Hospitalarias a un tiro de piedra. La catequesis de la parroquia está centrada en la iniciación cristiana y en un grupo de jóvenes, siempre activos. No son pocos los bautizos de entre una feligresía que alcanza las ocho mil almas. A los pies de Nuestra Señora de Madrid.