Exterior del edificio en el que vive la mujer que iba a ser desahuciada en Lavapiés
Exterior del edificio en el que vive la mujer que iba a ser desahuciada en Lavapiés - Maya Balanya

Paralizado por quinta vez el desahucio de una mujer de 65 años en Lavapiés

Decenas de personas se han concentrado en el exterior del inmueble para impedir que la comisión judicial accediese a la vivienda

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El desahucio que afecta a Pepi Santiago, una mujer viuda de 65 años, y sus dos hijas, de 27 y 28 años, en el barrio de Lavapiés, se ha paralizado este viernes por quinta vez y, al parecer, última, ya que se ha suspendido sin fecha al no haber alternativa habitacional.

«Estoy esperanzada, contenta, de momento. No sé qué va a pasar pero estoy tranquila», ha declarado a primera hora, cuando una movilización frente a su vivienda, en el número 11 de la calle de Argumosa, ha logrado frenar el desahucio.

La mujer ha agradecido el arropo de las personas que se han concentrado para evitar el desahucio y ha lanzado un alegato contra esta problemática. «Lo que está pasando no debe pasarle a nadie», ha reclamado.

Este jueves la Junta Municipal de Centro envió una carta al Juzgado de Primera Instancia número 33 de Madrid en la que pide la suspensión temporal del lanzamiento. El caso de Pepi Santiago ha recibido la atención de Naciones Unidas, que volvió a exigir la paralización del desahucio, que ya se intentó llevar a cabo en repetidas ocasiones el pasado verano.