Para no perderse en la Sierra

TEXTO: MABEL AMADOMADRID. Cuenta con hoteles con encanto, paisajes que recuerdan a la Tierra Media, castillos y atalayas que hablan de fantasmas y princesas, una gastronomía reconocida, piscinas

Actualizado:

TEXTO: MABEL AMADO

MADRID. Cuenta con hoteles con encanto, paisajes que recuerdan a la Tierra Media, castillos y atalayas que hablan de fantasmas y princesas, una gastronomía reconocida, piscinas naturales... Así es la Sierra madrileña, un espacio conformado por 42 municipios que está de aniversario. No en vano, hace veinte años de la constitución de su Patronato Madrileño de Áreas de Montaña (Paman).

Para celebrarlo está realizando numerosas actividades deportivas y culturales para mostrar a los madrileños y turistas su amplia oferta. Pero, independientemente de esta programación, la Sierra Norte ofrece muchas posibilidades en tiempo de verano. Aquí ofrecemos una pequeña selección...

Monumentos

Una buena opción para combinar ocio y cultura es realizar una ruta monumental que incluya castillos, atalayas e iglesias. No en vano, la región madrileña ofrece un rico patrimonio digno de visitar. Es el caso del castillo Buitrago del Lozoya, las atalayas de Manjirón, El Vellón, Torremocha y El Berrueco, las murallas e iglesias de Torrelaguna, los potros de herrar de Canencia, La Cabrera y Garganta de los Montes, el pintoresco núcleo urbano de Patones, la necrópolis cristiano-medieval de La Cabrera, la parroquia de Santa María del Castillo, la fuente árabe de Puebla de la Sierra, las casamatas de Puentes Viejas...

Museos

Y como este año se conmemora el 125 aniversario del nacimiento del genial Picasso, nada mejor que visitar el museo que lleva su nombre y que está situado en el Ayuntamiento de Buitrago del Lozoya. Son sesenta obras que el artista donó a su peluquero Eugenio Arias, entre cerámicas, litografías, carteles, dibujos, aguadas y un pirograbado y con temáticas tan diferentes como el exilio, los toros, la política, la nostalgia por la cultura española y la profesión de barbero.

Otra opción es el Museo Etnográfico de Horcajuelo de la Sierra, que reproduce una antigua vivienda rural típica de la zona y cuenta con una pequeña exposición de trajes típicos. Además, se complementa con la fragua y un museo de pintura.

También se pueden visitar el Museo de arte de Torrelaguna, la Casa Taller de Arte de Valdemanco, el Museo de la Agricultura de Torremocha de Jarama, el Museo del Gabinete Artístico de La Cabrera y el Museo de Cantería de El Berrueco.

Actividades náuticas y pesca

Los aficionados al piragüismo podrán surcar aguas tranquilas en el Embalse del Atazar, el mayor de la región madrileña. Sin olvidar un plan más relajado que anima a pescar barbos y lucios en este mismo embalse y en los de Puentes Viejas y Pinilla.

Piscinas naturales

Seguimos con un plan «mojado». Y es que cuando el calor es asfixiante, nada se agradece más que un buen chapuzón en alguna de las zonas naturales aptas para el baño según los análisis que efectúa la Consejería de Sanidad y Consumo. Es el caso de Las Presillas (Rascafría), a pocos kilómetros de Rascafría y en las inmediaciones del Monasterio de El Paular. En sus frías aguas el visitante podrá refrescarse y en sus amplias praderas, descansar. Además, cuenta con un quiosco para calmar la sed...

A caballo

Una de las formas más agradables de conocer la naturaleza es a caballo. Por este motivo, en la Sierra Norte existen variadas fincas que ofrecen rutas ecuestres por escenarios de interés histórico, paisajístico y medioambiental. Por ejemplo en Braojos (918680944), Centro Hípico de Buitrago del Lozoya (91 8681139), Finca La Pajarilla en Garganta de Los Montes (918694272) o el Centro Ecuestre Los Collados, en Rascafría (918691213), entre otros.

Música

La XIX edición del festival Clásicos en verano está acercando la música de cámara hasta entornos históricos de 55 municipios de la Sierra madrileña. Grupos, cuartetos, tríos, dúos, coros, y actuaciones en solitario en iglesias, atrios, capillas, casas de cultura, castillos y plazas de La Acebeda, Patones, Rascafría, Lozoya... (www.madrid.org).

Cine de verano

Sin duda, el cine de verano es un atractivo añadido en estas fechas. Por eso, la Consejería de Cultura y Deportes organiza su séptimo circuito por más municipios de la Comunidad, con títulos como «King Kong», «Bambi», «Los dos lados de la cama», «Un franco, 14 pesetas»... (Más información 91 868 16 15). Y si se prefiere un espacio histórico para disfrutar de fantasías, amores o terrores en pantalla gigante, nada mejor que acudir al patio de Armas del Castillo de Buitrago del Lozoya.

Talleres

¿No le gustaría conocer los secretos del cacao o el proceso de elaboración de la cerveza? ¿Y aprender a realizar huevos de pascua o panadería y conservas artesanales? El verano es un buen momento para apuntarse en los talleres que se realizan en Valdemanco (91 848.12.39 o tallerdetradiciones@yahoo.es)

Gastronomía

Muchos son los amantes de la carne de la Sierra de Guadarrama, por ello, nada mejor que degustarla en entornos tan sugerentes como un Pinar en Rascafría, en antiguos monasterios, en pajares rehabilitados, en restaurantes-galería de arte o bajo un arco mudéjar... Entonces debemos dirigir nuestros pasos a destinos con nombres como «Los claveles» (91 869 16 01), La Taberna del Alamillo (91.869.18.93 ), El Corralón del Embalse (91 869.34.3), El Pajar de Carmina (91-869.71.52)... (más información en www.sierranorte.com).

Y para los amantes de los picnic, sólo un pequeño apunte: acudir a los numerosos pinares del Puerto de Canencia.

De fiesta en fiesta

Los meses de verano acostumbran a sucederse muchas de las fiestas patronales en esta zona. Todas ellas animan la noche con sus conciertos y bailes en las plazas del Ayuntamiento. Es el caso de Horcajuelo de la Sierra (último domingo de agosto), Lozoya (4, 5 y 6 de agosto), Somosierra (primer fin de semana de agosto) u Horcajo de la Sierra (16 de agosto).

Además, también La Hiruela celebra sus fiestas patronales a principios de agosto con caldereta popular y subasta de palos de la Virgen y de las tradicionales rosquillas.

Gargantilla de Lozoya se viste de fiesta la tercera semana de agosto con música tradicional de gaiteros y tamboriles, además de juegos infantiles y competiciones.

También en agosto, Berzosa de Lozoya celebra la Asunción de Nuestra Señora y San Roque con misa, procesión y subasta de varas, al igual que El Atazar, con sus tradicionales campeonatos deportivos. Sin olvidar Rascafría, con su pasacalles y chupinazo los días 15 y 16 de agosto, o Buitrago y Valdemanco. ¿Se animan?