Para grandes y pequeños

Pasado el ecuador de la Navidad, y a sólo tres noches de la mágica víspera de Reyes, los más pequeños de la casa continúan reivindicando salidas lúdicas con las que llenar sus vacaciones escolares. Y la región ofrece un nutrido programa de ocio lleno de exposiciones, teatro, musicales, magia, visitas virtuales...

Actualizado:

TEXTO: MABEL AMADO

MADRID. Recién despedido el año y con las maletas llenas de buenos deseos y propósitos de enmienda, la región aún respira Navidad por todos sus municipios. Y no es para menos. El próximo jueves, cuando caiga la noche y todo esté dispuesto para recibir la visita de los Reyes Magos, los más pequeños de la casa volverán a ser los protagonistas. Unos protagonistas que agotarán sus últimos días festivos entre una lluvia de juguetes -o carbón, según el comportamiento- y con pocas ganas de volver a la rutina escolar.

Para que poco a poco recuperen el ritmo, aquí ofrecemos una selección de actividades para realizar en familia. Son exposiciones, obras de teatro, espectáculos de magia o simples rutas que ayudarán a todos, grandes y pequeños, a desentumecer los sentidos y desperezarse.

Comenzamos con las exposiciones. No en vano, el año que ha terminado ha dejado sobre la palestra interesantes muestras que bien merecen una visita en familia. Por ejemplo, «Faraón», la extraordinaria exposición organizada por la Comunidad de Madrid en el Centro de Arte Canal, en plena plaza de Castilla, que para la ocasión ha levantado una gran pirámide donde se proyecta una singular película de realidad virtual. Sin olvidar las extraordinarias piezas que se exhiben en el Cuarto Depósito procedentes del Museo de El Cairo.

«Esperando al diluvio»

También recordando épocas y culturas pasadas bien merece una visita la exposición «Esperando al diluvio», un recorrido por la vida del Paleolítico que se ha reunido en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares. Esta muestra rinde, además, un tributo especial a un noble de arraigada presencia en la sociedad madrileña del principios del XX, el marqués de Cerralbo.

Otra historia, en este caso relacionada con un gran sueño de la humanidad, volar, nos espera en Fuenlabrada. De la mano de la Obra Social de «la Caixa», una carpa en la plaza Tomás y Valiente reúne hasta el 8 de enero la crónica de cohetes, globos, aviones, paracaídas y otros artefactos voladores.

Del cielo ponemos de nuevo los pies en la tierra y nos centramos en nosotros mismos, en nuestro cuerpo. Para ello, el Ayuntamiento de Móstoles acoge en la Finca Liana una exposición itinerante titulada «Mujer gigante». Se trata de muestra educativa que exhibe una maqueta construida a gran escala de una mujer joven en posición horizontal. Con 38 metros de largo, 8 de ancho y 7 en su parte más alta, esta mujer enseñará al visitante de forma divertida cómo funciona el cuerpo humano y los procesos que tienen lugar dentro de él. Y todo ello accediendo a través de su cabeza...

Para los amantes de la magia, el Teatro Príncipe Gran Vía ha iniciado su programación con un singular y divertido espectáculo. «IlusionArte», en sesiones matinales todos los domingos a las 12.00, es un show sorprendente, participativo y envolvente con cartomagia, viajes imposibles, escapismo, música, grandes ilusiones, humor... de la mano de Alberto de Figueiredo.

«Trin Tran Tren»

Cambiamos este viaje a través de la imaginación por otro más real, en transporte terrestre. El tradicional Tren de la Navidad, que parte de la estación del AVE para llegar al Museo del Ferrocarril, apura sus últimos días (concluye el día 5) entre raíles. Además, una vez en el Museo es visita obligada la exposición «Viajes imaginarios a la Luna», un recorrido por la literatura más fantástica con este satélite como centro. Y también hasta el día 5, el vestíbulo de la Estación de Cercanías Atocha acoge un singular espacio de diversión que se extiende sobre 500 metros cuadrados: «Trin Tran Tren». Se trata de un juego ferroviario similar al de la Oca donde los niños recibirán diferentes regalos según salten por sus treinta casillas.