Careta de material plástico que no tiene orificios de ventilación
Careta de material plástico que no tiene orificios de ventilación - CAM

Los otros peligros de Halloween: caretas que asfixian, tintes tóxicos o pelucas inflamables

La Dirección de Consumo de la Comunidad de Madrid inicia este lunes inspecciones en establecimientos para evitar que se comercialicen productos peligrosos

MADRIDActualizado:

Llega Halloween con su carga de sustos, máscaras y monstruos. Pero no todo será fiesta y risas: también existen peligros reales, a la hora de comprar artículos de broma o disfraces, ante los que hay que tomar precauciones. Para evitar sobresaltos cuando se compran, la Dirección General de Comercio y Consumo de la Consejería de Economía pone en marcha una campaña de inspección que comienza el lunes 23 de octubre y finalizará el 1 de noviembre.

Los inspectores visitarán los establecimientos donde se vendan máscaras, caretas, pelucas, disfraces o maquillajes especiales para Halloween. El objetivo es eliminar del mercado los productos que puedan resultar dañinos o peligrosos.

Careta sin orificios para la respiración
Careta sin orificios para la respiración - CAM

Lo que se busca, fundamentalmente, son los productos que previamente ya se han considerado peligrosos, u otros que puedan serlo, en función de sus características.

En algunos casos, el problema son los materiales de disfraces o pelucas, inflamables
En algunos casos, el problema son los materiales de disfraces o pelucas, inflamables - CAM

Es lo que ocurre, por ejemplo, con los disfraces que tienen cordones a la altura del cuello, la cabeza y parte superior del pecho, en los casos de que estos atuendos sean destinados a menores de 7 años. En el pasado ejercicio, se retiraron más de 600 disfraces con estas características, que se incluyeron en la Red de Alerta por su peligrosidad.

Los cordones excesivamente largos pueden resultar peligrosos en disfraces para menores de 14 años
Los cordones excesivamente largos pueden resultar peligrosos en disfraces para menores de 14 años - CAM

Es lo mismo que ocurrió con otros 800 disfraces para menores de 14 años, en dos modelos distintos, que contaban con cordones de más de 7,5 centímetros a la altura del cuello.

Pero no sólo son los disfraces los que pueden suponer un problema: también ocurre con determinadas caretas y máscaras, que no cumplen con la normativa aplicable, principalmente por no contar con orificios para la respiración de más de 1.300 milímetros. Fueron casi 600 caretas de estas características las que se eliminaron de los comercios en la campaña de Halloween del año 2016.

Chupete con tintes tóxicos
Chupete con tintes tóxicos - CAM

En esa misma línea, se vigilan las pelucas, muy utilizadas en disfraces y caracterizaciones. En este caso, fueron más de cien las retiradas en el pasado ejercicio. El peligro que entrañan es que pueden inflamarse con facilidad, con el consiguiente riesgo de quemaduras para quien las porta y los que están a su alrededor.

Todos estos productos, una vez retirados del mercado, son destruidos por las autoridades.