Gallardón posa sonriente con la Copa de Europa, escoltado por Johan Cruyff, Joan Laporta y Ángel María Villar
Gallardón posa sonriente con la Copa de Europa, escoltado por Johan Cruyff, Joan Laporta y Ángel María Villar

La «orejona» ya está en Cibeles

Actualizado:

POR MIGUEL OLIVER

FOTO JAIME GARCÍA

MADRID. Mide 73,5 centímetros de alto y pesa 8,5 kilos. Su creador, un artista de Berna llamado Jürg Stadelmann, admite que, dado que sus diferentes elementos estilísticos se han ensamblado en él como piezas de un puzzle, muy posiblemente no sea una obra de arte magistral. Sin embargo, la «copa con orejas» es el objeto del deseo de cualquier equipo europeo. No hay nadie que no sueñe con ponerle las manos encima. Ayer llegó a Madrid y aquí permanecerá hasta el próximo 22 de mayo, cuando el nuevo rey de Europa se la lleve a sus vitrinas.

La capital comienza a vivir ya la final de la Liga de Campeones. El Real Madrid ya no puede aspirar a conquistar este año el título, pero eso no significa que la ciudad no vaya a vivir por todo lo alto la final que se celebrará -por primera vez en sábado- en el estadio Santiago Bernabéu.

El Barcelona, último ganador del título, depositó ayer la Copa en el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid. Allí, con los mandatarios de la UEFA como testigos, Ruiz-Gallardón se comprometió a mantener a buen recaudo el preciado trofeo hasta que se celebre el partido. «No defraudaremos la confianza que se nos ha depositado», apuntó.

Florentino Pérez fue el primero en proclamar que si el Barcelona llega a la final de Madrid «se va a sentir como en casa». Laporta, por su parte, agradeció la acogida. «Cristiano Ronaldo, Raúl y Kaká nos han deseado suerte. Si llegamos a la final nos sentiremos como en casa». Dentro de un mes podrían volver a llevarse la Copa. Mientras, pertenece a los madrileños. El lunes, en Sol, comenzará un «tour» por la capital.