Garrido escucha a Lorena Ruiz-Huerta durante la segunda sesión del debate de invetidura
Garrido escucha a Lorena Ruiz-Huerta durante la segunda sesión del debate de invetidura - EFE

La oposición recuerda a Garrido la corrupción y que se le vota por la dimisión de Cifuentes

Le piden autocrítica y un cambio de rumbo en las políticas madrileñas. Cs le apoyará con sus votos, y PSOE y Podemos votarán «no»

MADRIDActualizado:

Los grupos de oposición en la Asamblea de Madrid han reclamado al candidato a presidente regional más autocrítica y no olvidarse de la corrupción ni de las causas que le llevan este viernes a someterse a la investidura, tras la dimisión de Cifuentes. En un durísimo tono Podemos, y con más sobriedad pero no menor contundencia desde PSOE y Ciudadanos, los tres grupos han exigido diálogo, acciones y un cambio de rumbo. Cs apoyará, pese a sus reticencias y entre fuertes críticas de los otros grupos, la investidura de Ángel Garrido, mientras que socialistas y formación morada no lo harán.

Ignacio Aguado, desde Ciudadanos, ha sido el primero en recordar a Garrido que no llegaba a la investidura tras unas elecciones, sino tras «un escándalo» que había terminado con la dimisión de la anterior presidenta. Le ha echado en cara no haber hablado de corrupción, «ni una palabra». Y ha culpado tanto al PP como al PSOE, como representantes del «bipartidismo que está en decadencia», su «querencia por los sillones» que les impide reaccionar ante los casos de corrupción -el de Cifuentes en Madrid, los de Chaves y Griñán en Andalucía, ha citado- hasta que no ven en riesgo mantener el poder.

Además de las críticas al PP -«Madrid es un gran avión con 7 millones de personas dentro; sólo le pido que lo aterrice»-, también ha repartido leña contra el resto de grupos, quizá en previsión de lo que iba a caerle a él mismo poco después. Así, afirmó ante un muy enfadado PSOE que «Cifuentes se fue por nosotros, no por ustedes», y ha acusado a Gabilondo de no proponer reformas para mejorar la crisis de credibilidad de las universidades madrileñas, sino de preocuparse sólo por ocupar el sillón de presidente.

Tampoco cree que Podemos pueda aportar esas soluciones, incluso tras «el santo advenimiento de Errejón», al que tras sus problemas en la Universidad de Málaga considera inhabilitado para hacer propuestas en este sentido.

«El PP no gana legítimamente»

Lorena Ruiz-Huerta, la portavoz de Podemos, ha considerado a Ángel Garrido «un corredor que ha llegado a la meta a base de romperse las manos aplaudiendo a corruptos y sus corruptelas». Le ha recordado su metedura de pata sobre la «puesta de largo» -como definió hace un año la moción de censura defendida por Ruiz-Huerta contra Cifuentes-. Y a continuación ha cargado a fondo, realizando un repaso por las políticas del PP desde hace 23 años, aludiendo a «El Padrino», las tramas de corrupción, el «tamayazo» y los 72 políticos imputados a día de hoy en el Partido Popular en Madrid.

Aguado se dedica a «soplar y sorber al mismo tiempo», afirma la portavoz de Podemos

La parte más polémica de su discurso se ha producido cuando la portavoz de la formación morada ha asegurado que «el PP no ha ganado legítimamente en Madrid ni una sola convocatoria electoral en lo que va de siglo» por haber utilizado financiación irregular en sus campañas. Un duro comentario que, sorprendentemente, nadie respondió, ni con el más mínimo aspaviento, desde los escaños del PP.

También ha habido ataques contra Ciudadanos, por «sostener al gobierno del PP durante todo este tiempo» sin «exigir nada a cambio», algo que ocurre, afirma Ruiz-Huerta, porque Cs es «el recambio naranja de la derecha tradicional», y «el partido sin ideología que reacciona en función de lo que le dicen las encuestas». O, lo que es lo mismo, simplifica, Aguado se dedica a «soplar y sorber al mismo tiempo». Por eso, les ha pedido al menos abstenerse para «frenar el desastre al que nos ha llevado el PP».

Gabilondo: Cs «es corresponsable»

Ángel Gabilondo, el portavoz del PSOE, ha alertado de las semanas que lleva Madrid «en situación de emergencia institucional», tras la marcha forzada de Cifuentes por el escándalo de su máster y de su vídeo. Una situación que lleva a Garrido a presentarse este viernes a una votación de investidura que previsiblemente ganará con el apoyo de Ciudadanos. Por eso Gabilondo ha acusado a la formación naranja de «ignorar, en caso de que escuche, su propio discurso de regeneración», y de ser «corresponsable» del PP por unir su suerte a este partido.

En el análisis del portavoz socialista, «Madrid es una gran Comunidad mal gobernada, sin un proyecto de gobierno». Por eso, defiende políticas contra la desigualdad, que atiendan a lo público y trabajen por empleos estables y con salarios dignos. «Estamos en desacuerdo con sus prioridades de gobierno», le ha recordado a Garrido. En cuanto a la política económia seguida, «tener el PIB más alto no hace de Madrid una región más próspera si no hay reequilibrio territorial y cohesión social», avisa.

El portavoz del PP en la Asamblea, Enrique Ossorio, ha defendido a sus compañeros y su gobierno: «En los últimos tres años no ha habido ni un solo caso de corrupción en el gobierno de Madrid». En contraste con esto, se ha referido a los casos que se vienen publicando relativos al gobierno municipal de Manuela Carmena, y a la «trama de corrupción» relacionada con los socialistas valencianos.