La oposición municipal se une para pedir el fin de los derribos en la Cañada
Imagen de archivo de la Cañada Real - De SAN BERNARDO

La oposición municipal se une para pedir el fin de los derribos en la Cañada

PSOE, IU y UPyD se unen por primera vez para pedir una inmediata mesa que negocie soluciones sociales para este poblado

MADRID Actualizado:

PSOE, IU y UPyD en el Ayuntamiento se han unido para pedir al Gobierno municipal que paralice las ejecuciones y procesos judiciales de derribo de viviendas anteriores a la Ley de la Cañada Real, que hoy cumple un año. Jaime Lissavetzky (PSOE), Ángel Pérez (IU) y David Ortega (UPyD) insistieron en la necesidad de implantar soluciones sociales para un problema eminentemente humano. Además, los tres están de acuerdo en que la zona de El Gallinero también se integre en la fórmula que se de a toda esta zona de infravivienda donde viven miles de personas, la mayor parte de ellas en condiciones infrahumanas.

«Los derribos –apuntó Ángel Pérez– son crueles e inútiles», y la Cañada es «un problema lacerante para Madrid, que no es compatible con el debate acerca de otras iniciativas megalómanas como ciudades del juego». Por su parte, Jaime Lissavetzky insistió en que «la ley no basta», y «la alcaldesa no puede seguir haciendo el Don Tancredo ante este problema».

David Ortega (UPyD) recordó que la ley lleva un año en vigor y aún no se ha convocado la mesa de diálogo que busque soluciones sociales para este entorno. Ni para el Gallinero, que presenta «el mismo problema global de la Cañada, aunque con ciertas peculiaridades, como tener tal vez el mayor índice de menores afectados por malas condiciones de vida».

Los tres grupos políticos municipales insistieron en la necesidad de que se cuente con ellos para la búsqueda de fórmulas que den solución global al problema de seguridad, salubridad, alojamiento y derechos humanos de la Cañada Real.