Blanca Portillo y Juan José Bonilla piden un donante para Dani
Blanca Portillo y Juan José Bonilla piden un donante para Dani

Oleada de solidaridad con un niño de 8 años que necesita un transplante médula urgente

Dani sufre leucemia mieloide crónica, muy poco común en pediatría. Actores y cantantes se han unido en una campaña para ayudarle

MADRIDActualizado:

Los médicos le dan a la familia de Dani cinco meses para que encontrar un donante de médula compatible. El pequeño, de 8 años, sufre leucemia mieloide crónica, un tipo de cácer «muy raro» en pediatría que se caracteriza por un aumento descontrolado en la producción de las células que la propia médula produce. La edad media de aparición es de 56 años.

En caso de que no se encuentre antes de mayo, los médicos valorarían otras alternativas que ayuden al menor. Según el testimonio de la madre, Vanesa, para el tipo de cáncer que sufre «el transplante es la única opción curativa».

Los especialistas de digestivo del Hospital 12 de Octubre de Madrid le diagnosticaron al pequeño la enfermedad cuando su madre le llevó a someterle a pruebas en noviembre de 2017.

Desde entonces, la vida de Dani ha sido una lucha continua. «De mayor quiero ser científico, para inventar una pócima para vivir para siempre», desea el pequeño en un vídeo de la Fundación Josep Carreras donde, bajo el título « Médula para Dani», actores, cantantes, actrices y personajes conocido animan a la población a hacerse donante para ayudar al niño de Parla. En ella participan personalidades como El Langui, Blanca Portillo, Juan José Bonilla, Ana Belén, Pedro Alonso o Concha Velasco: «Quizá pueda ser la tuya, puedas ser tú».

«Mi vida cambió por completo, me sentí hundida», dice Vanesa, angustiada, que está pidiendo la difusión de su caso para que se encuentre un donante compatible.

Investigación

La lucha de Vanesa se ha dirigido también a intentar financiar la lucha contra el cáncer en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca: «Se me ocurrió hacer unos jaboncitos y venderlos para recaudar para que puedan seguir investigando».

Vanesa sabe «de antemano» que la enfermedad que padece su pequeño es incurable. «Sé que no voy a solucionar nada, pero alguna puerta dejo abierta para seguir luchando por lo que más quiero en mi vida», alega. La asociación «Bomberos ayudan» de la localidad también participa en la campaña