Estudiantes del IES Manuel de Falla esperan a ser reubicados en otro vuelo
Estudiantes del IES Manuel de Falla esperan a ser reubicados en otro vuelo - TWITTER

Odisea en el aeropuerto: 27 alumnos se quedan atrapados 56 horas en Hamburgo

Iberia canceló su vuelo y no proporcionó respuesta alguna hasta que, pasados tres días, los reubicaron en otros aviones

MADRIDActualizado:

Una semana de intensas actividades culturales y educativas por el norte de Alemania, en la ciudad de Hamburgo. Eso fue lo que vivieron 27 alumnos de 14 años del IES Manuel de Falla, en Coslada (Madrid). Los estudiantes disfrutaron de una calurosa bienvenida por parte del colegio anfitrión y de visitas turísticas con sus compañeros alemanes. El intercambio cultural de los jóvenes terminó en el aeropuerto, y ahí empezó su odisea.

La aerolínea Iberia canceló su vuelo de regreso a España el pasado 11 de abril, cuando tenían previsto su regreso. Sin previo aviso y sin aportar noticias a los dos profesores que acompañaron a los alumnos, así como tampoco al colegio ni a los padres. «Aún sin noticias. ¡No hay derecho!», se lamentaban desde el instituto. El sábado, tras 56 horas, los estudiantes volvieron a España.

El centro educativo se quejó insistintemente para obtener respuesta y también una solución. Iberia no se la proporcionó. Se limitó a contestar que los pasajeros del vuelo cancelado ya habían sido reubicados en otros aviones y que los compañeros les proporcionarían alguna información en el aeropuerto. Pero los 27 alumnos todavían seguían allí, sin ser reubicados, y sintiéndose ignorados por parte del personal de la aerolínea.

Fueron varios días en los que, a pesar del cansancio y la angustiosa espera, los jóvenes no perdieron la sonrisa. Incluso se atrevieron a animar a los demás viajeros con un baile improvisado en mitad del aeropuerto.

Finalmente, fueron divididos en dos grupos y acoplados en dos aviones. Uno de ellos hizo escala en Praga antes de llegar a la capital, y otro en Frankfurt. Llegaron a España el sábado, con tres días de retraso. Debido al demora y a la atención recibida por parte de la aerolínea, los padres presentaron una queja cojunta ante Iberia.