Las obras de la nueva M-419, la primera carretera de Redsur, empezarán en marzo

M. J. ÁLVAREZ/
Actualizado:

MADRID. Contará con 8 kilómetros de longitud y una inversión de 5,16 millones de euros. Dará servicio a más de 10.000 vehículos al día, según las previsiones, y contribuirá a descongestionar el tráfico, sobre todo de vehículos pesados, en la mayoría de los polígonos industriales del sur y de la carretera de Toledo (A-42), al discurrir paralela a ella. Se trata de la M-419, la primera «gran carretera» de Redsur, el conjunto de infraestructuras viarias que unirá los municipios del sur de la región. Las obras comenzarán dentro de tres meses, es decir, en marzo. Así lo acordó ayer el Consejo de Gobierno, que aprobó la adjudicación de los trabajos de construcción de la carretera. Su trazado pasa por el polígono industrial de La Cantueña (Fuenlabrada), hasta la M-404, y dará servicio además de a dicha localidad, a los municipios de Humanes de Madrid, Griñón, Torrejón de la Calzada, Parla, Fuenlabrada y Cubas de la Sagra.

El vicepresidente primero del Gobierno regional, Ignacio González, explicó que en el futuro, esta vía enlazará con otro proyecto de Redsur, la M-410, el gran eje vertebrador de este anillo. Será la más extensa, con 25 kilómetros de longitud y cuatro carriles, y unirá las carreteras de Extremadura y Andalucía desde Arroyomolinos a Valdemoro. Además, la M-419 enlazará con la M-404 que discurre entre los municipios de Griñón y Torrejón de la Calzada.

Esta infraestructura, la primera en arrancar, es una de las nuevas carreteras de Redsur, la malla de 81 kilómetros que vertebrarán el sur de la Comunidad. De ella se beneficiarán 1,3 millones de habitantes de 16 municipios y la inversión inicial prevista asciende a 272 millones.

Los presupuestos, aprobados

El acuerdo del Consejo de Gobierno se aprobó en la Asamblea, donde Esperanza Aguirre y sus consejeros asistían al debate de presupuestos. El pleno aprobó, con el voto a favor del Grupo Popular y el rechazo de la oposición, las cuentas públicas de la Comunidad de Madrid para el año 2005 (15.099 millones de euros). Al final, se incorporaron 18 enmiendas de las 1.662 enmiendas presentadas por PSOE e IU y cuatro del PP.

Los presupuestos prevén una inversión pública de 48 millones de euros al día de media, que se destinarán en un 75 por ciento a políticas sociales. La consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo, señaló que con esta ley se permitirá «mejorar cuantitativa y cualitativamente el empleo», y permitirán una nueva rebaja selectiva de impuestos. En los pasillos de la Cámara, el portavoz parlamentario del PSOE, Rafael Simancas, acusó el Gobierno de Aguirre de haber elaborador los presupuestos «de la desesperanza para la mayoría de los madrileños».