Estación de Metro de Madrid, en plena hora punta
Estación de Metro de Madrid, en plena hora punta - MAYA BALANYÁ

Nuevas huelgas en Metro a partir del lunes 10 de diciembre y hasta marzo

Los maquinistas protestan por el amianto, las aglomeraciones, la falta de personal y el incumplimiento del convenio

MADRIDActualizado:

Los maquinistas de Metro vuelven a la carga. En la larga batalla que mantienen con la dirección de la compañía, su lista de reivindicaciones va aumentando a medida que pasan los meses. Ahora han anunciado una nueva batería de protestas, que comenzarán el próximo 10 de diciembre, lunes -el primer día con Madrid Central en marcha tras el «superpuente» de la Constitución- y se prolongarán hasta el mes de marzo.

Los paros parciales convocados y ratificados se realizarán en los siguientes días:

- Diciembre: 10, 11, 12, 13 y 14 de diciembre de 5.30 a 9.00 horas en las líneas 6 y 10 A y los días 17, 18, 19, 20 y 21 de diciembre de 17.00 a 22.30 horas en las líneas 1, 2, 3 y 5.

- Enero: el 19 de enero de 11.00 a 12.00 horas en las líneas 3, 5, 7A, 9A y los días 11 y el 26 de enero de 16.00 a 17.00 horas en las líneas 2, 4, 6, 8, 10A y 12.

- Febrero: 9 y 23 de febrero de 11.00 a 12.00 horas en las líneas 3, 5, 7A, 9A y 11 y los días 2 y 16 de febrero de 16.00 a 17.00 horas en las líneas 2, 4, 6, 8, 10A y 12.

- Marzo: 9 y 23 de marzo de 11.00 a 12.00 horas en las líneas 3, 5, 7A, 9A y 11, y los días 2, 16 y 30 de marzo de 16.00 a 17.00 horas en las líneas 2, 4, 6, 8, 10A y 12.

Este sindicato inició sus protestas por su reivindicación de ser considerados maquinistas y no conductores, y siguió con las críticas a la gestión de la crisis del amianto. Ahora, los motivos de los paros son variados: por un lado, protestan por «la falta de diligencia, información, rigor y ocultación de documentación de la empresa Metro de Madrid en el cuidado de la salud de toda la plantilla en relación con el amianto»; en segundo lugar, denuncian «las condiciones erróneas con las que pretenden elaborar el estudio medioambiental dentro de Metro de Madrid«, con «las ventanillas subidas en la cabina del maquinista para que los filtros necesarios para este estudio no recojan las sustancias dañinas que se respiran a lo largo de todo el túnel».

En tercer lugar, denuncian «el continuo incumplimiento de convenio, normativa y acuerdos, los cuales han repercutido de forma negativa tanto en usuarios como en la totalidad de las personas que prestan servicio en la empresa». Además, reivindican «la necesidad de crear empleo en todos los colectivos, con especial necesidad en el de los maquinistas» para incrementar la plantilla «como mínimo en 300».

La última de sus quejas está relacionada con las agresiones que sufren en sus puestos de trabajo: «Desde el 1 de enero al 29 de octubre de 2018 se han confirmado 168 agresiones físicas y verbales denunciadas por parte de trabajadores».