Natalia de Andrés, alcaldesa de Alcorcón
Natalia de Andrés, alcaldesa de Alcorcón - PSOE DE ALCORCÓN

La nueva alcaldesa de Alcorcón denuncia que quedan «únicamente 3 céntimos» para organizar las fiestas

Al revisar la situación del Ayuntamiento, encontraron que «no había nada preparado» de cara a los festejos

MADRIDActualizado:

«Tres céntimos tenemos. Esto es el dinero que el PP ha dejado en la partida de festejos», ha denunciado Natalia de Andrés, la nueva alcaldesa de Alcorcón.

La regidora se quejó ayer de que el anterior Gobierno municipal ha dejado «únicamente 3 céntimos» en la partida destinada a la organización de las fiestas patronales, que tendrán lugar a principios de septiembre, como es costumbre. La socialista mostró un documento que certificaba que «en la Bolsa de Vinculación de Festejos consta un crédito disponible real de 0,03 euros».

Ni dinero ni preparativos

Natalia de Andrés ha explicado que, al revisar la situación del Consistorio, han encontrado que «no había nada preparado, ni un solo pliego» de cara a estas fiestas, por lo que, como iban con retraso, se proponían «ir contratándolas». Así, comprobaron que no había dinero.

«No se qué grandes festejos ha habido antes de las elecciones para que queden tres céntimos. Esto no tiene explicación. ¿Cómo pensaban hacer las fiestas patronales si hubieran ganado las elecciones municipales?», se pregunta De Andrés. Aunque no sabe aún «de qué partidas quitar dinero», ha prometido que habrá celebración como todos los años. «Si alguno pensaba o quisiera que el primer año de un gobierno progresista no tuviéramos fiestas, que se desengañe, sí vamos a tenerlas», ha declarado.

Fuentes municipales señalaron a Efe que imaginan que el dinero detraído de la partida de festejos «habrá ido a las fiestas de Santo Domingo San Dominguín, que eran la misma semana de las elecciones municipales, o a las fiestas de Semana Santa o las Navidades», aunque tienen aún que estudiarlo.

«Hacen falta casi 600.000 euros para organizar unas fiestas como estas», han añadido estas fuentes. Desde el Consistorio garantizan que encontrarán una solución y sacarán dinero de algún sitio, a pesar de tener «un presupuesto muy mermado, que lleva sin aprobarse desde el año 2016, con tres años de prórroga».