Altar de Nuestra Señora de África
Altar de Nuestra Señora de África - ISABEL PERMUY
Iglesias de Madrid

Nuestra Señora de África: Preparados para la visita pastoral (del obispo)

El templo mezcla la tradición occidental y bizantina, con una gran cúpula octogonal

MadridActualizado:

Llegamos a la parroquia Nuestra Señora de África, calle Algorta, 14, en el distrito de Carabanchel, cuando está en plena preparación de la visita pastoral del obispo, en este caso de monseñor Jesús Vidal, auxiliar de Madrid. Una visita pastoral que concluirá mañana domingo, a las 12, con la celebración de la misa y un posterior ágape de fraternidad. Una visita que confirma la cercanía de los obispos a sus comunidades, compañía, aliento y esperanza. El párroco, Juan Briones Martínez, con sencillez, explica que ha sido el obispo el que ha pedido que la visita sea una oportunidad de «encuentro personal, de diálogo sincero con los fieles». ¿Qué es lo que se encontrará cuando venga a esta parroquia?

Lo primero que llama la atención es el templo, paredes blancas con una estructura mezcla de la tradición occidental y bizantina, gran cúpula octogonal, una cruz exterior dorada que acerca el cielo. Factura arquitectónica, como en otras parroquias de Madrid, de quien se ha responsabilizado de esta área en el arzobispado, «el estilo Ábalos». «Un lujo de iglesia y servicios parroquiales», que dice el párroco. Aunque la parroquia canónicamente fue creada el 10 de abril de 1965 no ha tenido un templo definitivo hasta hace cuatro años. Durante esa época los lugares de celebración han sido varios, entre otros un local de la Colonia Tercio. Aún recuerdan cuando don Antonio Varela, sacerdote mítico de la comunidad madre de san Roque, venía desde allí a celebrar misa en diversos lugares del barrio, en los salones de baile, incluso en los parques. Por cierto, que aquí estuvo de párroco el que fuera obispo de Getafe, monseñor Joaquín López de Andújar.

San Juan Pablo II bendijo la primera piedra de este templo en su visita a España el tres de noviembre de 1982, tal y como se recuerda en una pequeña placa a la entrada. Esta comunidad está ligada por tanto a la Colonia Tercio, y de ahí la advocación «Nuestra Señora de África», reproducción moderna de la que se venera en Ceuta. Por cierto que la Colonia Tercio y Terol, de peculiar estilo arquitectónico, es un proyecto originario de viviendas unifamiliares construido por la Dirección General de Regiones Devastadas.

El obispo, que viene a confirmar la fe, la esperanza y la caridad de los fieles, se va a encontrar con una comunidad viva, que trabaja, particularmente, en la Cáritas. El barrio, que ha evolucionado en cuanto a los perfiles socio-demográficos, tiene aún una amplia población gitana e inmigrante que acude a la Iglesia para las necesidades primarias. La Cáritas parroquial atiende a un centenar de familias, con una media de entrega de tres mil kilos de alimentos semanales. En épocas recientes llegaron a repartirse hasta ocho mil kilos de alimentos. En la Cáritas es clave el primer encuentro, la acogida, esa escucha de los problemas y las necesidades. Una escucha que concluye con un abrazo de los voluntarios como expresión de compañía de vida. Comenta el párroco que entre los grupos de demanda social se encuentra ahora el de las mujeres embarazadas y las madres solteras.

En la parroquia también nos topamos con un grupo de la Renovación Carismática Católica. Los fieles se organizan en torno a una serie de misiones parroquiales, como la visita a los enfermos, que tiene como responsable a una religiosa Terciaria Capuchina. También una religiosa Hija de la Iglesia que se encarga de la animación de la misa de doce de los domingos con los fieles encargados de la liturgia.

Coro dominical

Hay que destacar el coro dominical que embellece la celebración litúrgica. Al párroco le acompaña el vicario parroquial Luis López Fernández, que trabaja también en el arzobispado y en la Mutual del clero. Una de las características principales de esta comunidad es la catequesis de infancia y juventud. Más de cien niños acuden los domingos a prepararse para la primera comunión. Hay que destacar también la asistencia pastoral a la cercana residencia de ancianos Los Nogales Vista Alegre y el trabajo de los consejos parroquiales, el de pastoral y el de economía.