Carlos Laredo, director de Teatralia, muestra un cartel con una mágica representación de Chagall. José García

«Los niños llegan a la esencia del arte»

MADRID. Rosa María Echeverría
Actualizado:

Ha estudiado a fondo ese gran espacio del teatro donde late la vida con conmovedora intensidad y también ha estudiado arquitectura a medias, derecho a medias y filosofía a medias. Es decir, se considera a medias adulto y niño, condición humana que sólo poseen unos pocos privilegiados. Eso le permite introducirse en la profundidad de la infancia y contemplar el universo de la cultura con la profunda intuición que caracteriza a la sabiduría infantil.

-¿Se ha convertido «Teatralia» en una oferta cultural de lujo donde se cuida la selección de las obras con un rigor exquisito?

-Por supuesto, las compañías que hemos contratado son lo mejor de lo mejor. La infancia, sobre todo los tres primeros años de vida, se convierten en la etapa más importante en la vida del hombre, porque constituyen un encuentro con lo fundamental. El niño se mueve en un mundo nuevo lleno de peligros y de miedos, de acercamiento a lo diverso, de búsqueda del límite, lo mismo que sucede en el arte. Pero según se le describe, infante es aquel que no tiene uso de la palabra. Si la tuvieran seguro que protestaban porque se están cometiendo barbaridades con ellos.

-Se presentan 36 espectáculos, cada uno de ellos con su correspondiente compañía, 19 nacionales y el resto españolas que se presentarán en 36 municipios de la Comunidad. En total actuarán en 50 teatros y representarán 300 funciones. ¿Cuáles son a su juicio las ofertas más interesantes de esta quinta edición de «Teatralia»?

-Tenemos muchos espectáculos que tienen que ver con la tradición literaria, desde los clásicos, la Odisea y la Iliada, a los Pinocchio o los Hermanos Grimm. Utilizamos un gran soporte narrativo porque queremos contar historias. Son espectáculos de música con títeres, acrobacia, circo, un mestizaje muy rico, toda una poesía visual.

-En esa mitad de su vida de la que es dueña su infancia, ¿qué escenas guarda cuidadosamente en la memoria?

-Me parece impresionante el «Mozart trastocador» de Nola Rae del Reino Unido. Es el género clown con mimo y títeres. Todos los espectáculos de esta mujer son auténticas joyas y aquí plantea una crítica al adulto en su tratamiento a la infancia.